¿Realmente existe la herencia artística?

Seguramente alguna vez hayas visto en televisión, alguno de los muchos programas de talento que emiten en la actualidad. Concretamente programas protagonizados por niños. Niños pequeños y chavales que son capaces de emocionar a cualquiera.

En el mundo hay millones de niños y niñas con capacidades artísticas indescriptibles. Pequeños que tocan un instrumento musical sin apenas esfuerzo, cuando para cualquier persona puede suponer años de trabajo y aprendizaje.

Esos niños también tienen que pasar por ese periodo de aprendizaje, que posiblemente dure toda su vida. Pero llevan en su esencia un talento y una sensibilidad que no se puede aprender ni en un millón de lecciones.

Quizá, viendo a esos niños y niñas en televisión, has pensado que seguro que eso les viene de familia. Que seguramente en su casa se viva el arte. Y que entre sus antepasados habrá una larga estirpe de artistas, que quizá tenga herencia artística.

¿Existe la herencia artística?

Realmente el término como tal no existe, no hay en el diccionario un concepto definido de herencia artística. Mas bien, es una forma que tenemos las personas de ver y entender el arte en niños pequeños.

Es comprensible que si en casa hay un músico y el niño vive desde su nacimiento la música, desarrolle un gusto especial por ese mundo. O que si en la familia hay actores, se transmita ese amor por el séptimo arte y algún niño tenga especial interés por ese mundo.

Pero no siempre es el caso, hay niños que simplemente tienen capacidades innatas para el arte. El arte es una manera de percibir la realidad.

En ese caso, esos niños necesitan desarrollar su talento artístico de cualquier manera, suelen tener una sensibilidad especial, incluso por la lectura o quizá la poesía, sorprendente en edades tan cortas.

Es posible que alguna vez hayas escuchado o incluso pronunciado eso de, es que lleva el arte en las venas. Pero realmente el arte no está entre los genes de un ser humano.

Que una pareja de actores tenga un hijo, no quiere decir que le transmitan ese arte a su descendiente a través de su código genético. Si que le transmitirán su amor por su profesión. Esos niños viven las artes escénicas desde muy pequeños y es un mundo muy atractivo para ellos.

Pensemos en el mundo de la música. Realmente no existen grandes estirpes de músicos. No se conocen grandes familias de artistas, donde todos tengan el mismo talento.

¿Herencia o virtud?

Por lo que debemos separar la herencia de la virtud. El talento artístico no se encuentra en los genes, en la sangre de un ser humano, por el contrario sí que existe la virtud.

Niños virtuosos que sienten una pasión por un arte en concreto y lo desarrollan. Pero para que ese sentimiento se transforme en un arte, requiere de mucho trabajo y mucho esfuerzo. Horas de aprendizaje y de perfección, en definitiva, de un enorme sacrificio.

Por eso, si tienes un hijo o una hija que aparentemente tiene una cualidad artística, debes ser consciente del sacrificio que puede suponer para tu pequeño querer desarrollarlo. Y la frustración que puede llegar a sentir, si finalmente no puede llegar a convertirlo en su modo de vida.

Es comprensible que quieras que tu hijo consiga el éxito en su vida. Pero también es fácil que tu amor de madre o padre, lleve a tu hijo a no disfrutar de su infancia.

Una cosa es que tu hijo o hija te reclame unas lecciones de canto porque le gusta cantar y como actividad extraescolar elija aprender la técnica, en lugar del ballet, por ejemplo. En ese caso es un entretenimiento, una diversión.

Muy diferente es cuando en el mismo caso, en lugar de convertirlo en un rato divertido fuera de las obligaciones escolares. Lo convertimos en un trabajo extra. Y ojo, que en este caso los padres lo hacemos con todo el amor.

Por que confiamos tanto en las capacidades de nuestros hijos que queremos que sean los mejores. Pero no olvidemos que son niños, podemos y debemos fomentar su creatividad, sin convertirlo en una obligación.


Categorías

Aprendizaje

Toñy Torres

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *