¿Realmente la lactancia ayuda a prevenir el cáncer de mama?

¿Realmente la lactancia ayuda a prevenir el cáncer de mama?

Una de los múltiples motivos que suelen incluirse en la larga lista de beneficios de la lactancia materna es, según se dice, la prevención del cáncer de mama. Pero, ¿realmente este es cierto? Un nuevo meta-análisis realizado por la Sociedad Americana del Cáncer y publicado en la revista Publicado en Annals of Oncology muestra una menor incidencia de cáncer de mama con receptores de hormonas negativos en las mujeres que amamantaron. Esta nueva evidencia combinada muestra que el riesgo se redujo hasta en un 20% en las mujeres que amamantaron.

Según muestra un gran estudio internacional de la Sociedad Americana del Cáncer, la lactancia materna se asocia con un menor riesgo de desarrollar una forma agresiva de cáncer de mama llamada cáncer de mama con receptores de hormonas negativos. El cáncer de mama con receptores  de hormonas negativos tiene más probabilidades de ser agresivo y potencialmente mortal. Este subtipo se diagnostica con mayor frecuencia en las mujeres menores de 50 años. Este trabajo también pone de manifiesto la necesidad de más estrategias de salud pública que informan directamente a las mujeres y a las niñas acerca de los beneficios de la lactancia materna antes y durante los años fértiles de la mujer. 

“La evidencia adicional para apoyar la protección a largo plazo de la lactancia materna contra los subtipos más agresivos de cáncer de mama es muy alentador y procesable”, dijeron los investigadroes. Según explican, la lactancia materna es una estrategia de bajo costo y relativamente accesible de la que, a corto plazo, se puede obtener una protección natural de larga duración.

Este trabajo pone de manifiesto la necesidad de más estrategias de salud pública que informen directamente a las mujeres y las niñas acerca de los beneficios de la lactancia materna antes y durante los años fértiles de la mujer. También es importante que estas mujeres obtengan el mensaje reforzado por los profesionales de la salud que las atienden.

Sin embargo, los investigadores reconoces que es crítico eliminar las barreras a la lactancia materna en el hogar, en la comunidad y en el lugar de trabajo, aunque dicen que será necesario hacer algo “con el fin de proteger a las mujeres contra la devastación de cáncer de mama”. 

“Las mujeres embarazadas y las madres jóvenes son muy receptivos y están motivados para tomar decisiones saludables. Tenemos que animar a las mujeres que son capaces de amamantar a hacerlo por la salud de los senos, además de la salud de sus hijos”, explican los investigadroes. “Será necesaria más investigación prospectiva  para comprender mejor el impacto total de la duración de la lactancia y su efecto sobre otros subtipos” de cáncer de mama.

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *