Receta de la abuela: gachas dulces o poleá

Gachas dulces

Las gachas dulces o Poleá, son una de esas recetas que te trasladan a la infancia, a esas meriendas de invierno que preparaban las abuelas con ese toque único de las manos expertas en la cocina. Este plato se prepara con ingredientes muy básicos y de una forma muy sencilla. Y al tratarse de una crema dulce, a los niños les encanta tanto para la merienda, como para un desayuno muy completo.

Existen diferentes variantes a la hora de preparar las gachas dulces, porque como ocurre con estas recetas tan tradicionales, en cada casa se van incorporando cambios en función de los gustos de cada uno. No obstante, la base de las gachas es siempre la misma, una mezcla de leche, harina y azúcar. Hoy os traemos una receta de gachas dulces, o como se llama en muchas regiones de España, Poleá.

Cómo preparar gachas dulces (Poleá)

Esta es una receta bastante completa, perfecta para preparar en las tardes de fin de semana o como un desayuno especial. Pero si no tienes mucho tiempo, puedes eliminar alguno de los ingredientes y hacer la receta más sencilla. Incluso, puedes eliminar algún ingrediente como el anís, ya que a todos los niños no les gusta demasiado ese sabor tan especial.

Ahora sí, vamos con esta rica receta de gachas dulces:

Ingredientes:

  • 600 ml de leche entera
  • 400 ml de agua
  • 2 ramas de canela
  • 3 cucharadas soperas de harina
  • la peladura de un limón
  • 1 cucharadita de granos de anís
  • un vaso de aceite de oliva virgen extra
  • una pizca de sal
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de anís dulce
  • pan duro en trozos

Preparación:

  • Primero vamos a empezar haciendo unos picatostes con el pan.
  • Troceamos el pan duro en dados, como media barra aproximadamente.
  • En una sartén, ponemos el aceite de oliva a calentar y freímos los dados de pan hasta que queden bien doraditos.
  • Vamos tostando el pan en pequeñas tandas y colocamos en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  • En un cazo ponemos la leche, el agua, la piel del limón y la rama de canela y ponemos a calentar a fuego medio.
  • Lo dejamos calentar durante unos 5 minutos y retiramos del fuego. Reservamos mientras continuamos con la receta.
  • Colamos el aceite de donde hemos frito el pan y volvemos a poner en la misma sartén.
  • Añadimos los granos de anís y los freímos ligeramente un par de minutos, sin dejar de remover para que no se quemen.
  • Ahora, añadimos la harina y la cocinamos con los granos de anís. Removemos constantemente para que la harina no se queme.
  • A continuación, retiramos la piel del limón y las ramas de canela de la leche y vamos incorporando a la harina poco a poco. Removiendo constantemente con unas varillas para que no salgan grumos en la masa.
  • Añadimos también el azúcar y el anís dulce, sin dejar de remover para incorporar todos los ingredientes.

¿Cuándo está lista la Poleá?

La textura de las gachas dulces debe ser cremosa y consistente, pero sin que llegue a ser espesa. Debes tener en cuenta que las gachas se irán espesando a la vez que se enfrían. Por ello, no debes dejar que se cuajen demasiado mientras las estás cocinando. El truco para saber si las gachas dulces están en su punto, es observar cómo cambia la consistencia de la crema mientras se cocina.

Evita poner el fuego muy fuerte, una temperatura media y remover constantemente son los trucos para conseguir unas gachas dulces perfectas. Cuando observes en la crema unas burbujas grandes y bien sonoras, será la señal para retirar las gachas del fuego. Para terminar, solo tienes que servir las gachas en recipientes individuales. Tradicionalmente se servían en cazuelitas de barro, pero puedes usar cualquier cuenco que tengas en casa.

Por último, solo queda espolvorear canela molida por cada recipiente y añadir unos picatostes de pan tostado. Y listo, a disfrutar de unas ricas gachas dulces para disfrutar en familia de un dulce tradicional. Un plato perfecto para esta temporada de frío, que invita a pasar tiempo en familia disfrutando de planes sencillos a la par que divertidos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.