Receta familiar: croquetas de espinacas

Receta de croquetas de espinacas

Las croquetas de espinacas son una de esas recetas fáciles de preparar, baratas y lo más importante, deliciosas. Si tus hijos tienen problemas para tomar las espinacas, algo que suele ocurrir con frecuencia, no dudes en probar esta receta. A los niños por lo general les gusta comer croquetas, es un plato divertido, se puede comer con las manos y al tener una base de bechamel, cualquier alimento que añadas quedará cubierto con el delicioso sabor de la crema.

A continuación te dejamos con la receta de las croquetas de espinacas, son muy fáciles de preparar aunque algo trabajosas. Por lo qué, una vez que te animes a prepararlas, no lo dudes y prepara una buena cantidad de croquetas, ya que se pueden congelar y así siempre tendrás de reserva para cualquier otra ocasión. En el enlace encontrarás la receta de croquetas de pollo, así tendrás más opciones para probar en otra ocasión. Con estos trucos, obtendrás unas croquetas de espinacas jugosas por dentro y crujientes por fuera, ¡deliciosas!

Receta de croquetas de espinacas

Este plato es apto para vegetarianos, por lo que si en casa hay alguien que lleve este tipo de alimentación, podrá tomar las croquetas sin problema. Las espinacas son un alimento lleno de vitaminas, minerales y fibras necesarias para mantenerse saludable, perfectas para los niños en pleno crecimiento pero también para los mayores, especialmente para las embarazadas por su alto contenido en hierro, calcio o yodo, entre otros.

Vamos ya con los ingredientes:

  • 200 gr de espinacas frescas
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 50 gr de piñones
  • sal
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 2 huevos
  • harina
  • pan rallado
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 4 cucharadas de harina para la bechamel
  • leche
  • aceite de oliva virgen

Cómo se preparan las croquetas de espinacas

  • Primero tenemos que lavar y escurrir muy bien las espinacas. Troceamos finamente y reservamos.
  • Lavamos la cebolleta y rallamos para que queden trozos muy finos.
  • Pelamos y picamos el ajo y reservamos.
  • Ahora, ponemos una sartén con un chorreón de aceite de oliva virgen a calentar.
  • Sofreímos el ajo, la cebolleta y las espinacas durante unos minutos hasta que queden tiernas y reservamos.
  • A continuación pasamos a preparar la bechamel, para ello necesitaremos un cazo y unas varillas.
  • Primero ponemos una cucharadita de mantequilla y cuando se funda, añadimos las 4 cucharadas de harina.
  • Removemos todo el tiempo y cocinamos unos segundos la harina para que pierda el sabor a crudo.
  • Vamos añadiendo la leche previamente templada en el microondas y sin dejar de remover con las varillas vamos cocinando la bechamel. Necesitamos obtener una crema ligera y sin grumos, por lo que tendremos que cocinar a fuego suave y mover constantemente las varillas.
  • Añadimos sal y una pizca de nuez moscada y removemos, a continuación incorporamos el sofrito de las espinacas, los piñones y con una cuchara de palo mezclamos bien.
  • Extendemos la masa sobre una fuente llana y amplia y con una cuchara alisamos hasta dejar una capa fina de masa de croquetas.
  • Tapamos con un papel film, este debe tocar la masa para evitar que al enfriarse se cree una costra que estropearía las croquetas.
  • Dejamos templar durante unos 20 minutos y después metemos al frigorífico durante al menos 3 horas.
  • Pasado ese tiempo, podremos comenzar a preparar las croquetas de espinacas.
  • Preparamos en un plato los huevos batidos, en otro unas cucharadas de harina y por último pan rallado.
  • Con la ayuda de dos cucharas vamos tomando porciones de masa y con cuidado formamos las croquetas.
  • Pasamos primero por harina, después por huevo batido y por último por pan rallado. Vamos colocando sobre una fuente amplia hasta terminar toda la masa.
  • Antes de freír las croquetas, es muy importante que volvamos a refrigerar una vez que las tengamos hechas. De esta forma, al entrar en contacto con el aceite caliente las croquetas no se abrirán.
  • Utilizaremos una sartén pequeña y con buen fondo y un aceite para freír. Vamos friendo las croquetas en pequeñas tandas hasta terminar todas las unidades.
  • Pasamos a un papel absorbente para eliminar el exceso de grasa y ¡a disfrutar!

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.