¿Son recomendables los complementos alimentarios en el embarazo?

Consumo de frutas durante el embarazo

En general una mujer embarazada debe seguir la misma dieta saludable y equilibrada que una que no lo está. Excepto el hierro, vamos a necesitar la misma cantidad de nutrientes que en cualquier momento de la vida. Como mucho, una mujer embarazada debería aumentar su ingesta en tan sólo 300 calorías al día para compensar su embarazo.

No obstante es posible que el médico te recomiende el uso de algún complemento alimentario, o te refuerce la dieta de alguna manera. Sigue sus consejos, no tomes suplementos vitamínicos por tu cuenta. La salud de tu bebé y la tuya depende de la manera en que te alimentes, por tanto, tenlo presente ahora, como antes del embrazo y durante la lactancia.

Prepararse para el embarazo con complementos alimentarios

Fotos de embarazada

Hay mujeres que se preparan para quedarse embarazada cambiando algunos hábitos no demasiado sanos. Cosas como dejar de fumar, o de consumir alcohol, nos ayudará por un lado a quedarnos embarazadas y además ir limpiando nuestro organismo de toxinas. Mejor evitarlo.

También se recomienda comenzar a tomar ácido fólico, o folatos. Este complemento puede venir a modo de cápsulas, que el médico te recetará, o en algunos alimentos que vienen específicamente enriquecido con este nutriente. Vas a encontrar cereales enriquecidos con ácido fólico, leches y pan. Pero si el embarazo ha llegado de imprevisto no te preocupes, en las primeras 12 semanas de embarazo es conveniente que tomes suplementos de ácido fólico.

Una mujer que se encuentre dentro de un peso normal no necesita calorías extra durante los seis primeros meses de embarazo. El cuerpo se hace experto en absorber y usar los nutrientes de los alimentos. Un sobrepeso durante la gestación aumentará el riesgo de diabetes y además te resultará complicado perder los kilos después del nacimiento.

Indicaciones generales para una dieta equilibrada

Alimentos ricos en potasio

Si estamos embarazada debemos continuar con una dieta equilibrada y variada, por tanto lo primero es analizar nuestras comidas cotidianas y tratar de complementarlas. Este complemento puede venir a través de cápsulas o batidos ya preparados, pero lo mejor es que sea de forma natural con los productos que tengamos a nuestro alcance.

Los cereales y patatas deberían representar el 70% de nuestra dieta, prevaleciendo la modalidad de integrales, porque contienen más fibra, vitaminas y minerales. Las frutas y verduras son muy importantes. Si no puedes acceder a las frutas frescas puedes incluirlas enlatadas, sin almíbar, o congeladas. Las ensaladas verdes, las alubias y las lentejas, los frutos secos y el zumo de frutas se debe tomar al menos cinco raciones al día.

Las carnes, pescados son fuente de proteínas, vitaminas y minerales, pero recuerda que alimentos alternativos, como huevos, nueces y legumbres, también lo son. En cuanto a los lácteos y productos frescos que proporcionan calcio y proteínas, se debería tomar dos o tres porciones diarias.

Cuándo debo incluir complementos alimentarios

Fotos de embarazada

Como hemos comentado, en principio no son necesarios los complementos alimentarios si la mujer está sana y no se detecta ninguna patología durante el embarazo. De hecho algunos especialistas, no están de acuerdo en recomendar ciertos suplementos vitamínicos, que contienen una concentración alta de vitaminas porque se desconoce el efecto que esta ingestión pueden tener sobre el feto. De hecho, un exceso de vitamina A puede dañar al bebé.

En algunas circunstancias los complementos pueden resultar beneficiosos. Se pone como ejemplo, en las mujeres vegetarianas y veganas, donde se considera la ingestión de un suplemento de hierro, ya que éste no se absorbe tan fácilmente a partir de otros alimentos que no sean carne roja. El cuerpo solo es capaz a absorber entre un 10 y un 15% de hierro de una forma eficiente.

Una curiosidad, en contra de lo que la sabiduría popular habla de que el feto necesita engordar en los últimos meses. Te diremos que en los últimos 3 meses de embarazo, tu bebé sólo necesita un incremento de 300 kilocalorías diarias. Calculando esto es como cuatro manzanas o dos piezas de pan.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.