Nuevas recomendaciones sobre sueño y prevención del SMSL

sleeping baby on a hand

Se acaba de publicar una revisión de las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría para la creación de un ambiente seguro de sueño, con el objetivo principal de prevenir el riesgo de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante, así como otras muertes relacionadas con el sueño. Recordaréis que hace poco hablábamos de un estudio publicado en Pediatrics que confirmó que ‘los bebés son colocados en lugares poco seguros para dormir’; pues bien, se pretende con la divulgación de estas directrices, que desciendan las tasas de SMSL, tras un periodo de estancamiento en la tendencia.

En general se anima a los progenitores a conseguir un ambiente de sueño seguro y las primeras recomendaciones tienen que ver con la superficie sobre la que se duerme y la presencia de elementos ajenos al sueño en ella. Es decir: se aconseja colocar al bebé sobre su propia espalda, y que la superficie sea firme y esté cubierta por una sábana bajera ajustada; el lugar (moisés o cuna) estará preferentemente descubierto, y se evitarán los protectores de cuna, mantas, almohadas y juguetes de peluche. ¿Y que hay del colecho? La AAP indica que al menos hasta los seis meses es mejor que no se comparta la misma superficie de dormir que los padres, aunque el bebé duerma en el dormitorio de los progenitores.

Por supuesto, y esto se ha repetido en muchas ocasiones: un padre o una madre que hayan consumido alcohol, tabaco u otras sustancias, no son la mejor compañía para el bebé. Que el sofá es un lugar peligroso tampoco es nuevo, por lo que la recomendación para las madres que amamantan sentadas o tumbadas en una de estas superficies, es que la cambien por la cama, que será más segura en caso de que estas se queden dormidas (algo que si el bebé es muy pequeño será habitual).

Creo que es muy importante el hecho de que se ha cambiado el enfoque hablando sobre dormir con los bebés, porque afirmar simplemente que supone un riesgo no funciona para los padres, y esto es porque resulta una generalización difícil de entender.

recomendaciones-smsl-aap3

Me ha resultado curiosa la mención, y creo que merece la pena rescatarla, porque contraviene algún consejo que las mamás y los papás reciben, y quizás vaya en contra de su instinto protector o su manera de hacer las cosas. Existe la creencia de que un bebé debe ser llevado a su propia habitación pasados unos meses desde su nacimiento, sin embargo la pediatra Natascha Burgets (de Kansas City) relata que siempre recomienda mantenerlo más tiempo en un espacio que también es suyo, y ya habrá tiempo más adelante de que esa preciosa habitación que los progenitores han montado para su peque, sea habitada.

¿Quiéres un sueño seguro para tu bebé?

Esto es lo que la AAP te recomienda:

  • Coloca al bebé boca arriba sobre una superficie firme cada vez que lo acuestes.
  • Pueden dormir en la misma habitación que mamá y papá, pero preferentemente sobre una superficie distinta, al menos los 6 primeros meses de vida.
  • Evitar TODA exposición al humo del tabaco, durante el embarazo y después del nacimiento.
  • Elimina mantas y objetios blandos, procura que no se sobrecaliente el cuerpo del bebé.
  • No te fíes de posicionadores o cuñas que se anuncian para apoyar la prevención del SMSL.
  • Puedes ofrecer un chupete al bebé al acostarlo, si lo pide pero reclama ser amamantado, esto es prioritario.
  • No olvides que la lactancia materna ejerce un efecto protector.

recomendaciones-smsl-aap6

Por último, también es conveniente supervisar el tiempo que el bebé pasa acostado boca abajo mientras esté despierto, para evitar la plagiocefalia.

Imágenes — Vera Kratochvil, Steve Evans


Categorías

El bebé, Salud, Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *