En busca de la rutina: recuperar hábitos y volver al cole

volver al cole

Los días de vacaciones se van terminando, se acerca la vuelta al cole. Los niños pueden sufrir el síndrome postvacacional igual que los adultos…

El verano es una época de libertad para los niños. No tienen la obligación del cole o las actividades extraescolares, pasan el tiempo entre campamentos, piscinas, playa o pueblos donde los horarios se relajan y madrugar es algo que ni se plantea.

nia enfadada

 

Es importante que la vuelta a la rutina no se haga bruscamente. De esta forma los niños se pueden adaptar paulatinamente y los síntomas del síndrome postvacacional ser lo menos intensos posibles, así volver al cole puede ser fácil y hasta divertido.

Síntomas

Los síntomas son similares en los niños y en los adultos. El niño puede tener dificultad para dormir, sentirse triste o apático, somatizar el estrés padeciendo vómitos o dolor abdominal. Puede estar irritable o nervioso.

Si aparecen estos síntomas asegúrate de que no hay ningún problema de salud real o problemas en el colegio, como disputas con otros niños.

Si los síntomas se agudizan o tardan en desaparecer consulta con un especialista.

durmiendo feliz

Como afrontar y organizar el regreso

El mejor tratamiento es la prevención y siguiendo unas pautas sencillas la vuelta al cole será tranquila y alegre.

Las semanas previas es importante ir volviendo a los horarios de sueño habituales. Poco a poco ve adelantando la hora de irse a dormir y la hora de levantarse. Deben dormir entre 9 y 11 horas. De forma que los días previos al inicio del cole ya deben haber recuperado el horario de sueño habitual.

Habla con el niño de los aspectos positivos de volver al cole. Ver a sus amigos de nuevo, conocer niños nuevos, hacer excursiones o volver a practicar ese deporte que tanto le gusta.

La alimentación es fundamental. Es importante volver a los horarios y rutinas de comidas habituales.

Dale al desayuno la importancia que tiene. Tomar un desayuno saludable y que incluya todos los grupos de alimentos y nos de energía para afrontar una dura mañana de colegio es fundamental para nuestros hijos y para nosotros mismos. Procurar levantaros con tiempo suficiente. Establece una rutina que incluya desayunar a diario en familia.

Involucra a los niños en la preparación del material escolar. Colocar los forros a los libros o marcar los cuadernos de forma creativa puede ser un juego con el que pasar un rato entretenido.

Contacta con otros niños de su cole. Volver a ver a sus amigos hará que vuelvan a conectar con la rutina.

Es necesario que el niño vea el colegio como algo positivo. Explícales todas las cosas interesantes que va a hacer y aprender…

Recuerda que tú eres quien mas influye en estos momentos en tu hijo, no dejes que vea que te cuesta volver a tu trabajo. Si tú vives de forma negativa el regreso es probable que el niño lo viva así también.


Categorías

Salud, Varios

Nati Garcia

Soy matrona, madre y desde hace un tiempo escribo un blog. Me preocupan mucho todo lo relacionado con la maternidad, la crianza y el crecimiento... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Macarena dijo

    La verdad es que aunque aún faltan unas semanitas para la vuelta al cole, podemos esperar que con un poco de planificación por nuestra parte, los hábitos volverán a la normalidad y la rutina no será tan traumática.

    ¡Gracias por tan valiosa información! 🙂

    1.    Nati Garcia dijo

      Es cierto que falta tiempo, pero es buena idea empezar una o dos semanas antes a normalizar los horarios. Muchas gracias por tu comentario!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *