Reflejo Landau

bebé boca abajo en la cama

El reflejo Landau es un reflejo secundario que aparece alrededor del cuarto mes de vida del bebé y su ausencia puede ser un indicador de debilidad motora o de un desarrollo mental más lento. Los reflejos primarios y secundarios son respuestas involuntarias del cuerpo que sirven para comprobar si el desarrollo del bebé es normal. Los reflejos primarios son aquellos con los que nace el bebé, y los secundarios, los que van apareciendo a lo largo de la vida del niño.

Entre los reflejos secundarios se encuentra el reflejo Landau, que aparece alrededor de los 4 meses de edad y desaparece alrededor de los 12 meses. Este reflejo se puede observar cuando se acuesta al bebé boca abajo con el abdomen en nuestras manos. En esta situación, en lugar de dejarse caer por la gravedad, el bebé tensa el cuerpo, estira el tronco y las piernas y levanta la cabeza para mirar hacia adelante y buscar una referencia visual. Si notas que a tu bebé le falta este reflejo, contacta con su pediatra para que lo evalúe adecuadamente.

¿Qué es el reflejo Landau?

bebé boca abajo en el suelo

El reflejo Landau es uno de los muchos reflejos que se pueden ver en los primeros meses de vida de un bebé. Estos reflejos muestran que el sistema nervioso está funcionando de manera eficiente. Como cualquier otro reflejo, el reflejo Landau es una respuesta involuntaria a un estímulo. Los reflejos son actos instintivos de nuestro cuerpo. Los llevamos en nuestro ADN, ya que su función principal es permitirnos adaptarnos al entorno que nos rodea y con el que interactuamos.

Existen reflejos primarios con los que nacemos, como bostezar, estornudar o parpadear. Pero también existen los reflejos secundarios, que son aquellos que aprendemos en el transcurso de nuestra vida. Uno de ellos es el reflejo Landau, que aparece durante el cuarto mes de vida y continúa presente hasta, aproximadamente, los 2 años, aunque puede desaparecer antes de esta edad. A medida que el bebé desarrolla movimientos voluntarios y conscientes, este reflejo comienza a ser menos perceptible.

¿Cómo se evalúa el reflejo Landau?

Para evaluarlo se coloca al bebé en posición ventral (boca abajo) sobre el brazo, formando un ángulo recto con el antebrazo. También puedes acostarlo boca abajo en el suelo sobre una manta, o en su cama. El bebé debe enderezar el torso y levantar las extremidades y la cabeza, flexionando ligeramente rodillas y codos. Lo que el bebé trata de hacer con estas acciones es contrarrestar el efecto de la gravedad, mientras mira hacia adelante para encontrar un punto de gravedad. Con esta acción el niño evita asfixiarse cuando está boca abajo, y también se prepara para los movimientos de gateo.

Es recomendable que esta evaluación la realice el o la pediatra del bebé. Primero porque podrá detectar mejor las respuestas del bebé. Y segundo, porque si lo haces en casa, podrías no controlar el movimiento del bebé, y al tener un brazo inutilizado por sostener al bebé, podría caerse o sufrir algún movimiento repentino o inoportuno. Por esto, lo más recomendable es realizar la prueba en el ambiente controlado de una consulta médica.

¿Qué significa la ausencia del reflejo Landau?

Cómo ayudar a mi bebe con alergia

La ausencia de esta respuesta puede sugerir debilidad motora por parte del bebé, y será necesario ejercitar su desarrollo motor como corresponda. También podría indicar un retraso en la maduración mental. Así que lo mejor es seguir siempre las recomendaciones de tu pediatra. La evaluación pediátrica no solo consiste en notificar la presencia del reflejo, sino también su ejecución, aunque esta sea totalmente involuntaria. Si no aparece el reflejo esperado, podría indicar algún tipo de deficiencia motora o mental, como se ha comentado anteriormente.

En cambio, si el movimiento es débil, podría ser un síntoma de debilidad muscular. Si por el contrario, el movimiento es extremo, podría ser el resultado de un síndrome de abstinencia. Si su reflejo es asimétrico, es decir, si no mueve las dos partes del cuerpo por igual, podría ser un signo de una lesión clavicular, entre otras posibilidades. 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)