Registrar el nacimiento

Cada país, tiene una forma de registro en cuanto a sus habitantes, pero en todos, es necesario registrar a un recién nacido, pues todos tenemos nuestro derechos cuando llegamos al mundo, tanto  para ser sancionados como protegidos.

Los datos más comunes que se han de establecer en un registro, son los siguientes:

-nombre. Es curioso, que en muchos países, no puede escogerse el nombre deseado para el bebé, pues en un futuro, puede tener problemas  perjudicarle en cuanto a su identidad

-fecha, lugar y hora en que nació. Esto es imprescindible para su nacionalidad. Si un bebé, nace lejos del país donde reside normalmente, hemos de registrarlo en el consulado más cercano que represente su país para que tenga la nacionalidad que debiera

-sexo. Aunque parezca algo simple, hay nombres que se utilizan indistintamente para los dos sexos

-datos de los padres. Aunque los padres no estén casados o sea de madre soltera,  se han de dar estos datos, no por ello, supone un consentimiento de paternidad

-numero correlativo. Esto es muy necesario saberlo, pues permite en un futuro tener menos problemas burocráticos para identificar documentos

-fecha y hora de inscripción. Hay países que requieren plazo de inscripción limitado, si se excede de esos determinados días, es posible ser sancionado

Una aclaración al punto segundo, es que es conveniente registrar al niño en los consulados si queremos que el niño tenga la misma nacionalidad que los padres, para ello, hay que informarse en el país donde se encuentre si cuando un niño nace en este, adquiere inmediatamente la nacionalidad de ese país. Si es este un motivo, el niño, podrá adoptar doble nacionalidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *