Reglas de madres que todas rompemos

adolescentes

Todas las mamás del mundo estamos llenas de normas y reglas que imponemos en casa con la única intención de educar de la mejor forma posible a nuestros hijos. No hay ninguna forma establecida, simplemente salen solas para conseguir armonía en el hogar, y son normas que seguramente todos deberíamos seguir.

Estoy segura que en algún momento de tu maternidad, mientras hablabas a tus hijos, sonabas exactamente que tu madre… cosas que probablemente te juraste que tu nunca le dirías a tus hijos, pero les dices y les repites, porque son cosas necesarias para la educación, ¿o no?

Bueno, estas cosas vienen con el “ADN de madre” y cuando tienes la responsabilidad de educar a una parte de la futura generación de la humanidad, vale la pena ser algo estrictas de vez en cuando para que el comportamiento de tus hijos garantice su crecimiento y un desarrollo saludable tanto física como emocionalmente.

Pero a veces se dicen reglas que solemos romper, no lo hacemos a propósito, simplemente ocurre así. ¿Quieres conocer algunas de estas reglas que solemos romper? Echa un vistazo.

  • No hay más comida basura. ¡Fallo! Antes o después caerá un helado de postre o una bolsa de patatas fritas… y lo sabes.
  • No habrá postre hasta después de la cena. ¿De verdad?
  • No se corre dentro de casa. ¿Cómo consigues que un niño de dos años no corra dentro de casa? No lo intentes, simplemente no se puede, él necesita correr.
  • ¿No quieres la comida? La tendrás para la cena. Esta la cumplen algunas mamás, ¡pero deberían ser más!
  • Bañarse cada noche. Esto simplemente no es necesario, no te canses más de la cuenta… día sí y día no es más que suficiente.
  • A la cama a las 21.00. Está bien la hora, pero cumplirla es difícil, es mejor tener un horario flexible para que sea real.

¿Cuáles son las reglas que casi nunca cumples?


Categorías

Familia

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *