Regurgitación del bebé

bebe regurgita

No hemos de preocuparnos cuando el bebé regurgita, es decir, vomita una pequeña cantidad de leche, esto lo hace sin esfuerzo, normalmente cuando termina su toma. Este síntoma es debido a que la válvula superior del estómago, no se cierra bien, entonces la leche regresa. También puede ocurrir cuando ha tomado más de la cuenta y el organismo que es muy sabio, lo devuelve para no padecer problemas de estómago.

Conforme el bebé se va desarrollando, esto mejora con el tiempo. Puede durar hasta incluso el año, pero como se trata de poca cantidad, no se convierte en ningún peligro.

Hay que tener cuidado cuando esa regurgitación, se convierte en atragantamiento, esto puede molestar al bebé, pues el ácido estomacal sube por el esófago y produce la acidez.

No hay que confundir la regurgitación con el reflujo del vómito, pues es muy diferente. El vómito requiere esfuerzo para su expulsión, sin embargo, el otro síntoma, se produce en cualquier momento, no se siente malestar. Si nuestro bebé vomita, es algo por lo que si que existe preocupación, pues es peligroso para cualquier niño.

Si el reflujo es normal y no se complica con nada, no es necesario acudir al médico, simplemente se ha de controlar con estos consejos:

Si el bebé regurgita demasiado, es porque su estómago se llena demasiado, para ello, hay que disminuir la cantidad de toma

No hay que darles las tomas de manera muy seguida. Ha de haber un espacio de tres horas como mínimo, pues el estómago del bebé no ha de recargarse

La posición ideal para que el bebé tome su alimento, es la más vertical que se pueda. Ha de estar lo más cómodo que pueda. Igualmente, el pañal, no debe de presionarle en el estómago

Mas información – ¿Qué son las regurgitaciones en un bebé?

Fuente – bebés y mas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *