Se relacionan las cesáreas antes del trabajo de parto con una menor respuesta inmunológica

Cesárea

Se viene constatando un aumento de las cesáreas practicadas en los países desarrollados, a pesar de que cuando estas no están justificadas no aportan beneficios ni a las madres, ni a los recién nacidos. ¿Sabías que la forma de nacer puede afectar al desarrollo o no de ciertas enfermedades? por ejemplo, hoy os voy a hablar de un estudio que condiciona la respuesta inmunológica a aquellas cesáreas que han sido realizadas antes del trabajo de parto.

Según un equipo de expertos daneses, liderados por el doctor Hans Bisgaard (de la Universidad de Copenhague), ‘el perfil de las células inmunológicas circulantes varía entre los bebés que nacen por parto natural, y los nacidos por cesárea practicada antes del trabajo de parto’. En el segundo caso, se está favoreciendo el riesgo de algunas enfermedades asociadas; por el contrario el trabajo del cuerpo orientado a un parto vaginal podría estar reforzando la maduración inmunológica del bebé.

El trabajo ha sido publicado en el Jornal of Allergy and Clinical Immunology, y se han estudiado el perfil de 23 subgrupos de células inmunológicas innatas adaptadas en 91 bebés nacidos a termino, de los cuales 14 habían nacido por cesárea antes del trabajo de parto. No se han encontrado diferencias en las frecuencias de las células de neonatos nacidos por cesárea durante el trabajo de parto, respecto a aquellos nacidos por parto vaginal. Eso sí: algunos estudios previos parecen haber demostrado las diferencias en los patrones de colonización microbiana después de una cesárea, versus parto vaginal, lo cual explica el riesgo de desarrollar enfermedades mediadas por el sistema inmune.

Cesárea antes del trabajo de parto

Hablamos de ella cuando no se esperan las contracciones. En los bebés que nacen de esta forma, se da una ‘ausencia’ de programación inmunológica uterina; explicada no sólo por la ausencia de exposición a la microbiota del canal de parto, sino de la maduración fetal en las últimas semanas de gestación. Esta ausencia, incluye en mayor riesgo de desarrollar asma y otras enfermedades como ribetes tipo 1.

Mejora en los nacimientos = más apoyo y respecto a las decisiones informadas de las madres

De eso se trata: de tener acceso a informaciones fiables y contrastadas en un momento de la vida tan importante para madres y bebés. No es cuestión, por otra parte, de que ninguna recién mamá se tenga que sentir mal por haber sido sometida a una cesárea injustificada, pero existen riesgos conocidos y asociados a esta técnica, que no son divulgados, e informaciones que son transmitidas de forma sesgada. Es curioso (cuando no alarmante) saber que más del 40 por ciento de hospitales en los Estados Unidos, tengan políticas de cirugía obligatoria, cuando se cuenta con una cesárea previa, esto no es libertad de elección, dede luego.

Una cesárea puede ser necesaria, y hay cesáreas que salvan vidas, pero para muchas de ellas no hay justificación, incluso si se valoran desde el punto de vista médico

Asistimos hoy en día al nacimiento de movimientos por un parto respetado, pero a la vez a una tremenda desinformación entre muchas mujeres que van a ser madres (‘la cesárea es lo mejor para un bebé, porque no tiene que sufrir’, frases como esta hacen que una se quede como poco ‘ojiplática’. Todas las madres quieren a sus hijos sanos: las que se empeñan en que se les practique cesárea sin conocer las tasas de morbilidad asociadas a esa cirugía, y las que preparan durante meses un parto consciente; pero realmente, las decisiones deberían basarse siempre en la información, y esto – me temo – no siempre ocurre.

Imagen – remysharp


Categorías

Varios
Etiquetas ,

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *