Relacionan el sedentarismo durante el embarazo con aumento de depresión

Relacionan el sedentarismo durante el embarazo con aumento de depresión

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Warwick, en Inglaterra, ha encontrado un vínculo entre la depresión en el embarazo y permanecer sentada durante largos periodos de tiempo. El estudio encontró que las mujeres que sufren de síntomas de depresión durante el embarazo son más propensas a sentarse durante largos períodos de tiempo en el segundo trimestre.

Los académicos también encontraron que esto aumenta el riesgo de un mayor de aumento de peso y diabetes gestacional.

Los investigadores explican que “las mujeres embarazadas podrían beneficiarse de la intervención temprana para mejorar su salud física y mental y reducir los riesgos asociados con la conducta sedentaria”. Recuerdan también que “la diabetes gestacional puede aumentar el riesgo de complicaciones en el parto para la madre y para el bebé y lo que es importante es  minimizar este riesgo al reducir el tiempo que las mujeres embarazadas pasan sentadas”.

Bienestar físico y emocional durante el embarazo

La investigación pone de relieve la necesidad de abordar el bienestar físico y mental de las mujeres en las primeras etapas del embarazo para ayudar a reducir los riesgos de salud asociados con el comportamiento sedentario.

El comportamiento sedentario ya se había relacionado con la diabetes, la obesidad, enfermedades del corazón y problemas de salud mental, pero su impacto en la salud de las mujeres embarazadas no estaba claro.

El equipo de investigación encontró que, en general, las mujeres con síntomas de depresión eran más propensas a sentarse por períodos más largos, incluso a pesar de darse cuenta de que su estado empeoraba. Las mujeres embarazadas que pasaron más tiempo sentadas en el segundo trimestre también hicieron menos cantidades de actividad física moderada o vigorosa, y las mujeres sedentarias ganaron cantidades significativas de peso entre el primer y segundo trimestre.

Por último, los investigadores también encontraron que las mujeres embarazadas sedentarias tuvieron niveles de glucosa en sangre más altos alrededor de la 28 semanas de gestación, los supone mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *