Relacionan la diabetes gestacional materna con mayor riesgo de autismo del bebé

Relacionan la diabetes gestacional materna con mayor riesgo de autismo del bebé

Un equipo de investigadores afirma que la exposición intrauterina a la diabetes gestacional se asocia con un mayor riesgo de trastornos del espectro autista del bebé. Sin embargo, los hijos de madres que tenían diabete tipo 2 preexistente no tienen un mayor riesgo de que sus hijos desarrollen trastornos del espectro autista (TEA). El estudio ha sido publicado en el Journal of the American Medical Association.

La diabetes mellitus gestacional (DMG) ocurrre cuando tolerancia de la glucosa de la madre se deteriora durante el embarazo. Investigaciones anteriores ya identificaron una serie de riesgos para la salud de los niños nacidos de madres con DMG, incluyendo mayor peso promedio al nacer (macrosomía fetal), niveles bajos de azúcar en la sangre al nacer (hipoglucemia neonatal ) y un mayor riesgo de desarrollar intolerancia a la glucosa. A largo plazo, los estudios también han sugerido que la exposición de los fetos a la hiperglucemia materna podría conllevar un riesgo a largo plazo de obesidad y otros trastornos metabólicos relacionados.

Para el estudio, Anny H. Xiang, del Kaiser Permanente Southern California (KPSC), y colegas, analizaron la prevalencia de los TEA entre los 322.323 niños nacidos entre 1995 y 2009 en los hospitales KPSC. Los investigadores hicieron un seguimiento a los niños de forma retrospectiva desde el nacimiento hasta la fecha de diagnóstico de TEA, teniendo en cuenta factores diversos.

Un total de 25.035 (7,8%) niños fueron expuestos a DMG durante la gestión, en comparación con 6496 (2,0%), que fueron expuestos a gestaciones con diabetes materna preexistentes de tipo y 290.792 niños (90,2%) cuyas madres no habían sufrido ningún tipo de diabetes.

Durante el período de seguimiento, 3.388 niños fueron diagnosticados de TEA. Después de ajustar los datos por factores como la edad materna, el ingreso familiar, la raza, la etnia y el sexo, los investigadores encontraron que el diagnóstico de DMG a las 26 semanas se asoció significativamente a un mayor riesgo de desarrollar trastornos del espectro autista por parte de los niños. Por el contrario, no se encontró asociación entre la diabetes preexistente materna y el riesgo de TEA.

El riesgo asociado  también se vio afectada por el tabaquismo antes del embarazo, el índice de masa corporal y el peso gestacional de las madres.

Según los autores, la asociación entre la hiperglucemia intrauterina y riesgo de autismo podría tener múltiples vías, que incluyen concentraciones más bajas de lo normal de oxígeno en la sangre del feto (hipoxia),  estrés oxidativo en el tejido de la placenta y la sangre del cordón, los cambios en la expresión génica y la inflamación crónica.

Los autores reconocen una serie de limitaciones potenciales para su estudio. Por ejemplo, fueron incapaces de evaluar los factores de riesgo paternos debido a la falta de datos, y no han podido descartar factores de confusión debido a otros factores intrauterinos, exposiciones postnatales o susceptibilidad genética en los niños.

Imagen – o5com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *