Remedios y consejos útiles contra la psoriasis de tu bebé

psoriasis

Hoy es el día mundial contra la psoriasis, si tu hijo o hija tiene esta enfermedad de la piel sabrás cómo les afecta, tanto que hasta les puede cambiar el humor en un brote fuerte. La forma en la que se manifiesta la psoriasis es con rojez, quemazón, inflamación y las típicas escamas, y no hay una edad para que comience. La tienen los bebés, los niños y muchos adultos. Aparece en muchos lugares del cuerpo, pero en los niños es más común en codos, rodillas, espalda o el cuero cabelludo, y la mayoría de las veces aparece como si fuera una salpicadura.

Te proponemos algunos remedios naturales y consejos fáciles de llevar a cabo en casa para una mejor prevención. Pero ya te advertimos que, de momento no hay cura para la psoriasis, sólo tratamientos para su mejora.

Remedios naturales para prevenir la psoriasis en bebés y niños

Estos remedios naturales para bebés y niños con psoriasis no son el reemplazo a una consulta médica, sino más bien un complemento.

  • La cúrcuma ayuda a controlar la inflamación y la diseminación de la psoriasis. Hablamos de cúrcuma y no de curry, que es la combinación de diferentes especies. Si el babé es muy pequeño no podrás añadirla a su alimentación, pero si ya se trata de un niño de más de dos años sí podrás hacerlo en alimentos como sopas o guisos.
  • La cáscara de plátano ha sido uno de los métodos tradicionales contra la psoriasis. Lo cierto es que es muy rica en antioxidantes y tiene propiedades antinflamatorias. Coloca el interior de la cáscara de plátano para hidratar y calmar los parches secos de la piel del bebé.
  • El aloe vera es una planta ideal contra la psoriasis. Contiene células hidratantes, curativas y regenerativas con virtudes antinflamatorias y desinfectantes. En el mercado vas a encontrar ungüentos y geles para bebés con aloe vera.
  • El aceite de coco está especialmente recomendado para la psoriasis del cuero cabelludo. Esta es una de las que más afecta a los bebés. Tiene una gran capacidad de hidratar la piel seca. 

Consejos cotidianos para cuidar a un bebé con psoriasis

Antes ya hemos señalado que la psoriasis infantil no tiene cura, pero si mantienes una serie de cuidados con el bebé las crisis no serán tan agudas e incluso podrá disfrutar de largos periodos sin picor ni escozor. No es muy común la aparición de la psoriasis antes de los dos años de edad, pero puede darse.

Para los bebés cuando la psoriasis es leve, se pueden usar cremas hidratantes o baños de avena para contrarrestar la comezón y la irritación. Si usas cremas fíjate bien que estas no contengan alcohol ni perfumes.

La exposición a la luz solar es clave para aliviar la psoriasis, también en los bebés, pero con moderación. Se trata de tomar el sol, pero no en exceso de sol, ya que un exceso de sol podría empeorar la situación. De hecho hay terapias de fototerapia, en la que el bebé recibe luz artificial junto con antibióticos para eliminar las bacterias más rápido.

Es importante que aunque tu bebé sea pequeño, pero más cuando se tratan de niños de 2 y 3 años, permanezcamos a su lado. La autoestima es fundamental para combatir la psoriasis, que suele producir una sensación de repulsa, en la persona que lo padece y en los demás. Los niños con psoriasis pueden sentir el rechazo de sus familiares y amigos, lo que les afecta negativamente a la hora de afrontar la enfermedad.

Entorno agradable y equilibrado 


Las razones por las que hay bebés y niños que tienen psoriasis son diversas. Sí hay una fuerte relación con el estado en el que se encuentra su sistema inmunitario. Los linfocitos T, que tienen como misión proteger el organismo, atacan a la piel como si se tratara de una herida o una infección. 

El estrés, aunque sean pequeños los bebés y niños también pueden sufrir estrés. Bien puede estar contagiado por el propio entorno de la casa, o bien por sus propias relaciones con los hermanos, compañeros de guardería, sentirse abandonados por los padres, entre otros motivos.

El exceso de frío también puede ocasionar psoriasis. Esto sucede sobre todo en climas fríos donde los niños se quedan más en casa. Algunos de los factores que pueden retrasar la aparición de un nuevo brote son una alimentación sana, rica en frutas y verduras, además de una higiene adecuada de la piel.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.