Remedios naturales para cortar la diarrea a los niños

Uno de los trastornos que más suelen padecer los niños es la diarrea. Esta puede estar causada por diferentes motivos, pero en cualquier caso, es muy importante mantener al paciente bien hidratado. La diarrea debe tratarse con rapidez, de lo contrario, podría tener consecuencias más graves para el pequeño. En algunos casos, el médico puede recetar algún fármaco para tratar la afección, pero la mayoría de las veces puede tratarse con algunos remedios caseros.

El principal objetivo contra la diarrea es evitar a toda costa la deshidratación, por lo que será fundamental que el niño beba agua de forma constante. Es mejor que la beba a pequeños sorbos y de forma constante durante todo el día. Además, sería recomendable que el agua fuese embotellada  aunque el agua de tu ciudad sea buena. Además de la hidratación deberás darle al niño una dieta astringente y evitar ciertos alimentos mientras dure la diarrea.

Cuáles son las causas de la diarrea en niños

Los niños son muy propensos a padecer trastornos estomacales que pueden estar causados por diferentes motivos. La diarrea suele aparecer como consecuencia de ingerir algún alimento en mal estado, el organismo actúa para eliminar la bacteria que ha causado la intoxicación.

Otra de las formas más comunes en los niños es a causa de llevarse las manos sucias a la boca, algo que en los pequeños es muy habitual. Incluso algunos resfriados comunes se acompañan de virus estomacales que producen diarrea, por lo que en este caso debería actuar el pediatra. Lo más posible es que se trate la afección con algún medicamento específico.

Sea cual sea la causa, la diarrea es muy contagiosa, por lo que si en casa algún adulto la tiene o el niño la lleva al colegio, seguramente otros niños se contagiarán. Por muchos motivos es importante que este trastorno se controle lo antes posible. Generalmente es una afección leve y desaparece a los pocos días, no obstante, si el niño hace muchas deposiciones en poco tiempo, no dudes en llevarle al pediatra lo antes posible.

Tratamiento para cortar la diarrea

Una diarrea normal se corta generalmente a través de la alimentación. Durante algunos días el niño deberá tener una dieta blanda y astringente. De esta forma su organismo eliminará la bacteria causante de la diarrea pero a la vez se mantendrá nutrido y sano. Los alimentos más adecuados para una dieta astringente son:

  • El arroz blanco
  • La zanahoria, ya sea en crudo o cocida, esta hortaliza tiene muchas propiedades beneficiosas para el intestino. Puedes ofrecerle al niño un arroz cocido con pequeños trozos de zanahoria hervida.
  • El pescado blanco, puedes darle además un filete de pescado blanco a la plancha, como la merluza o la pescadilla.
  • En cuanto a la fruta, la manzana es en este caso la más recomendable. A media mañana y para la merienda puedes darle manzana para ayudar a cortar la diarrea.

Durante el primer día de tratamiento es preferible que el niño no coma demasiada cantidad. Es mejor que haga varias tomas cada pocas horas, divide las porciones y que tome algo cada 2 o 3 horas. También es muy beneficiosa en estos casos la limonada alcalina. La preparación es muy sencilla:

  • 1 litro de agua
  • el zumo de dos limones
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de bicarbonato
  • 2 cucharadas de azúcar

El niño tendrá que tomar la limonada a pequeños sorbos y durante todo el día, intercalando con el agua. Esta solución ayuda a rehidratar el organismo a mayor velocidad que con el agua.

Alimentos no recomendados

De la misma forma que la alimentación ayuda a cortar la diarrea, existen otros alimentos que pueden favorecerla e incluso agravarla. Mientras que el niño esté con este problema deberás evitar algunos alimentos en su dieta, como la leche o los alimentos a base de harinas y trigo. También deberás evitar los alimentos muy grasos, los pescados azules o las carnes más grasas y por lo tanto menos digestivas.

Lo principal es evitar que el niño tome alimentos que contengan lactosa y gluten, ya que mientras dura la diarrea el estómago se vuelve más intolerante. Y sobre todo, vigilar que el niño ingiera suficiente líquido y evitar la deshidratación.


Categorías

Salud

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.