¿Reproduces con tu hijo el mismo modelo de educación de tu madre?

¿Reproduces con tu hijo el mismo modelo de educación de tu madre?

Un estudio sugiere que las mamás y los papás imitamos el estilo de educación y crianza de nuestras madres, consideradas de forma individual (es decir, no los padres como pareja o el padre en particular). Para su estudio, los investigadores filmaron 146 madres y 146 padres interactuando con sus hijos pequeños, y utilizaron cuestionarios para registrar sus percepciones de la calidad de la crianza que recibieron.

Los padres cuyas madres mostraron más cariño mostraron un comportamiento más positivo de crianza con sus propios hijos, mientras que aquellos cuyas madres tenían más control mostraron un comportamiento más negativo con sus hijos. El comportamiento de los padres (considerado a nivel individual) respecto al comportamiento de los padres (como pareja) no se asoció a cómo estos interactúan con sus hijos. 

La crianza cálida y de apoyo se asocia con mejor rendimiento académico, mejor desarrollo psicosocial y mayor estabilidad emocional, mientras el estilo crianza duro se asocia con problemas de agresión infantil y conducta. Pero la medida en la que la calidad de la crianza se transmite de una generación a la siguiente no está claro.

El nuevo estudio es uno de los pocos de abordan esta cuestión mediante la observación de la conducta de los padres directamente, mirando tanto los aspectos positivos como los negativos de la crianza de los hijos en las madres y los padres.

El autor del estudio, el doctor Paul Ramchandani, del Departamento de Medicina del Imperial College de Londres, dijo que la crianza juega un papel fundamental en el desarrollo de los niños, afectando a los resultados de salud y los resultados sociales y educativos en la edad adulta, por lo que es de suma importancia para la sociedad conseguir una mayor comprensión de la compleja cuestión de comportamiento de los padres.

Los participantes fueron seguidos durante dos años a partir del nacimiento de los niños, y la interacción entre ambos padres con sus hijos fueron grabadas a lo largo de esos dos años directamente en su casa.

El doctor Vaishnavee Madden, otro de los autores del estudio, explicó que los resultados deben ser interpretados con cautela debido a las diversas limitaciones del estudio, pero sugieren que las intervenciones para ayudar a los padres a ser más comprometidos y sensibles podrían tener beneficios a largo plazo.

Los resultados han sido publicados en la revista European Journal of Public Health.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *