Resfriado y gripe durante el embarazo

embarazo en invierno

Sabemos que el verano es una época muy pesada para las embarazadas, el calor, los agobios, las piernas se suelen hinchar más, hay que tener más cuidado con el sol, tomar crema solar más alta… La mayoría de las embarazadas temen el el verano y prefieren el otoño-invierno pero en esta estación también hay inconvenientes.

En el invierno las molestias del embarazo se suelen sobrellevar mejor por que no hace tanta calor pero también hay más riesgo de resfriados, gripes u otras enfermedades típicas del invierno. A partir de los meses de abril y mayo comienza a circular por el aire el virus de parainfluenza y el adenovirus y es por ello que hay que tomar una serie de medidas. 

Hemos de decir que no es lo mismo una gripe que un resfriado aunque sus síntomas sí que son parecidos. Cuando se tiene cualquier síntoma de afección respiratoria se impone la consulta con el médico que controla el embarazo y nunca se elegirá la automedicación, puede ser muy peligroso. Un resfriado no tiene consecuencias para la madre embarazada y el bebé, sólo existen las molestias típicas de la limitación médica del uso de medicamentos sintomáticos que hacen que la embarazada pase el resfriado sin ninguna ayuda.

resfriado-embarazo

Una gripe sin embargo puede ser más peligroso. Durante el embarazo el sistema inmune de la madre sufre cambios y una gripe puede tener repercusiones en los pulmones y en el corazón que puede llevar a coger una neumonía. Se conoce que el riesgo de hospitalización por problemas cardiorespiratorios en mujeres embarazadas de más de catorce semanas es bastante alto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *