Retraso psicomotor: qué es y cómo detectarlo a tiempo

series para bebes

Para las madres una preocupación constante es si nuestros hijos se están desarrollando con todas las habilidades básicas. Entendemos por desarrollo psicomotor las habilidades básicas como moverse, hablar o identificar a otras personas.

La Asociación Española de Pediatría publicó una Guía Práctica para Padres, puedes descargarla en pdf en la que explica de manera orientativa las destrezas que adquiere un bebé desde su nacimiento hasta los 3 años. Si ves que no es así te recomendamos que consultes con un especialista.

Breve explicación del desarrollo psicomotor hasta los 3 años

Juegos de bebés para pasarlo en grande todos

Trataremos de explicarte cuál debe ser el desarrollo de tu bebé hasta los 3 años, pero lo mejor es que busques información ampliada.

Lo primero que hacen los bebés es sujetar su cabeza y a partir de los 2 o 3 meses irá mejorando la coordinación de sus extremidades. Al final de los 6 meses será capaz de sentarse y no perder el equilibrio, será también el momento en el que se despierte su curiosidad. Desde los 6 meses ya es capaz de sentarse solo y empezará a intentar moverse por sí mismo. Comenzará a tener una comunicación no verbal, cosas como despedirse con la mano o negar con la cabeza. Ya en su primer año articulará palabras.

En el segundo año el niño o la niña ya sabe caminar e incluso subir escaleras, y es capaz de patear un balón. Además puede manipular algunos objetos, como una cuchara, de manera eficaz. Esta será la etapa de mayor esplendor en la que el niño pone en marcha todas las habilidades que ha aprendido y las utiliza de manera constante. A partir del segundo sementre será casi autónomo y puede que trate de imitar a los adultos y sus acciones

Entre los 2 y 3 años las habilidades del equilibrio ya están muy avanzadas. El niño puede saltar sobre un pie, montar en triciclo o montar estructuras con juegos de construcción. Será el momento en el que también busque la compañía de otros niños para jugar.

Esta es una explicación muy breve así que no te alarmes si tu hijo no cumple el desarrollo al cien por cien de lo expuesto. Cada niño y niña tiene su propio proceso, pero es bueno que conozcas lo general.

¿Qué significa realmente un retraso psicomotor?

Alimentos ricos en potasio

Que un niño no camine cuando tiene la edad para hacerlo, no consigue cargar con fuerza y precisión los objeto, o se suele mostrar retraído ante otras personas no implica per sé que sufra retraso psicomotor, o que no pueda llegar a adquirir estas habilidades. En muchos casos en los que los padres acuden alarmados a las consultas de los pediatras y neuropediatras, se trata más de una actitud aprensiva por parte del niño o de los familiares.

Los expertos no saben muy bien, con certeza y exactitud los factores que causan el retraso psicomotor. Puede surgir por una cuestión genética o por un problema adquirido, y en este caso pueden ser intraútero, provocados durante el parto u ocurrir de forma postnatal: como infecciones, problemas vasculares o traumatismos.

Gracias al cribado neonatal, la conocida como prueba del talón, un análisis de sangre que se hace a los recién nacidos para detectar y poder tratar de forma precoz ciertas enfermedades, cada vez son menos frecuentes los casos de retraso psicomotor. Al ser fundamental la estimulación desde los primeros meses de vida se mejora mucho la calidad de vida del niño afectado.

Algunas señales que pueden alertarte

estimulación musical niños

Lo que sí tienen claro los, las especialistas es que existe una secuencia continua y lógica entre el desarrollo físico y el desarrollo mental o psíquico de los niños. Una favorece a la otra y viceversa. Algunas señales que pueden alertarte sobre un retraso psicomotor son, por ejemplo:

  • Sobre los 6 meses el bebé se muestra irritable, usa sólo una mano, muestra poco interés por el entorno o se sobresalta con frecuencia.
  • Si al año no se desplaza solo a ningún lado, babea casi todo el tiempo y se lleva a la boca todo tipo de objetos.
  • Si a los dos años es muy hiperactivo y no consigue concentrarse en las actividades propias de su edad, o no entiende los juegos que se le proponen.

Pero recuerda, es un especialista quien debe darte un diagnóstico y la valoración. 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.