Retrasos en el desarrollo de 3 a 5 años: retrasos sociales y relacionados con el pensamiento

No todos los niños evolucionan al mismo ritmo, algunos tardan más que otros en conseguir los hitos del desarrollo y esto no tiene que ser algo negativo ni mucho menos. Es necesario que tanto padres como profesionales respeten el ritmo de cada niño en cuanto a su evolución y a su adquisición en los hitos de desarrollo. Aunque en ocasiones, pueden haber retrasos en el desarrollo que será importante conocer para identificarlos lo antes posible.

Pero es esperable que algunos hitos del desarrollo se consigan entre unas edades para saber si existe algún problema en el desarrollo o no. Esto es necesario sobre todo, porque cuando existe algún tipo de retraso madurativo en los niños, es primordial que exista una atención adecuada y temprana para poder desarrollar todas las cualidades que los niños deben aprender.

A continuación vamos a hablar sobre algunos retrasos en el desarrollo que son bastante comunes en los niños de 3 a 5 años, pero que es necesario detectar para que de esta manera, se pueda buscar atención y apoyo para una buena estimulación temprana en los niños. Así podrán desarrollar todo su potencial.

Retrasos en el desarrollo: emocionales y sociales

Estos problemas pueden significar que los niños tienen problemas para llevarse bien con los adultos u otros niños. La mayoría de las veces, los problemas aparecen antes de que los niños comiencen la escuela.

Una causa común de retrasos sociales y emocionales puede ocurrir porque el niño o niña tiene trastorno del espectro autista o TEA. Este trastorno puede afectar en la forma en que el niño se expresa, interactúa, se comporta y también en cómo aprende.

Qué puedes hacer en estos casos

Cuando existe un retraso social o emocional en los niños, tendrás que buscar la causa y cuánto afecta a la vida y a la calidad de vida de tu hijo. Tendrás que trabajar colaborando con el médico y otros profesionales que ayuden a tu hijo a potenciar todas sus cualidades.

Los medicamentos o los tipos especiales de terapia conductual pueden ayudar si tu hijo tiene problemas de conducta debido a un retraso madurativo. También puedes trabajar con un terapeuta para aprender cómo fomentar buenas habilidades sociales y emocionales en el hogar, esto es fundamental porque el trabajo desde casa es el que más importa para que los niños puedan avanzar en todos los aspectos de la vida. Mientras más temprano trabajes en estos problemas, es más probable que tu hijo pueda alcanzar a otros niños de su edad sin mayores problemas.

Qué es normal en las habilidades sociales y emociones en edades entre 3 a 5 años

Para saber qué es normal y qué no lo es, deberás empezar a identificar cuáles son las habilidades sociales y emocionales que se deben alcanzar según la edad. Recuerda que cada niño es un mundo y debe seguir su propio ritmo.

A los tres años

  • Mostrar interés en otros niños
  • Se sienta más cómodo estando aparte de los padres o cuidadores
  • Puede mantener un buen contacto visual

A los cuatro año

  • Aferrarse o llorar con menos frecuencia cuando sus padres se van
  • Presta atención a otros niños
  • Responde a personas fuera de la familia

A los cinco años

  • Muestra una amplia gama de emociones
  • Puede separarse de sus padres fácilmente
  • Es capaz de jugar e interactuar con otros niños con facilidad

Retrasos en el desarrollo: relacionados con el pensamiento

Son muchas las razones por las que un niño puede tener problemas con su capacidad de pensar, aprender y recordar, esto también se como habilidades cognitivas. Las causas pueden incluir problemas en el desarrollo genético, problemas físicos, factores ambientales, nacimiento prematuro u otros problemas antes de que nacieran, e incluso accidentes durante el embarazo o cuando eran bebés. Pero la mayoría de las veces, los médicos no pueden encontrar una causa específica para un retraso cognitivo, pero ese esencial trabajarlo cuanto antes.

Qué puedes hacer en estos casos

Lo más importante es informar al médico de tu hijo si crees que algo no está bien. Si el médico está de acuerdo, recomendará a un especialista que sepa cuál es el problema y así encontrar la principal causa en el retraso cognitivo. Encontrar un diagnóstico acertado es fundamental para poder acertar con la mejor ayuda para tu hijo y así potenciar todas sus cualidades y capacidades. Dependiendo del diagnóstico de tu hijo, podrías obtener ayuda de:

  • Un terapeuta ocupacional
  • De un psicopedagogo
  • De un pedagogo terapéutico

En ocasiones, la medicación puede ayudar con problemas de conducta que ocurren a causa de los retrasos cognitivos. Algunos de estos problemas de conducta pueden ser cambios de humor, falta de atención o comportamientos disruptivos.

Qué es normal en las habilidades cognitivas o de pensamiento en edades entre 3 a 5 años

A los tres años

  • Puede copiar un círculo
  • Entiende instrucciones simples
  • Hace juegos de simulación o de fantasía
  • Le gusta jugar con juguetes aptos para su edad

A los cuatro años

  • Se une a juegos interactivos
  • Se involucra en juegos de fantasía
  • Es capaz de copiar círculos y otras formas geométricas básicas

A los cinco años

  • Es capaz de mantener la atención
  • Puede concentrarse en una actividad más de 10 minutos
  • Le gusta aprender cosas nuevas sin sentirse frustrado constantemente

Recuerda que tú conoces a tu hijo mejor que nadie, no dudes en ir al médico si sientes que algo no va bien. Sigue tu instinto, aunque pienses que quizá más adelante mejore, es crucial saber qué opina un médico según las carencias que notes en tus hijos.

No importa qué tipo de retraso en el desarrollo pueda tener tu hijo, el diagnóstico temprano y el tratamiento son la mejor manera de hacer que tu hijo pueda desarrollarse fomentando todas sus capacidades y cualidades. Una atención temprana pueden evitar problemas en el futuro, en este sentido es fundamental buscar ayuda cuanto antes a partir de los 3 años e incluso antes si piensas que el desarrollo de tu hijo no va acorde con su edad. La ayuda nunca estará de más y podrás fomentar un buen desarrollo evolutivo.


Categorías

Aprendizaje, Desarrollo

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.