Riesgo de aborto en la semana 9 de embarazo

Riesgo de aborto en la semana 9 de embarazo

La semana 9 de gestación coincide con la entrada del tercer mes de gestación. Es aquí cuando comienza el seguimiento del embarazo con la primera vistita al ginecólogo. Toda prueba será cómo medida preventiva, pues estando dentro de este trimestre y junto con la semana 9  con incidencia de riego de aborto. Para ello tenemos a nuestra disposición un gran número de especialistas que te pueden orientar incluso si sufres de abortos de repetición.

Es primordial comenzar a hacer las primeras pruebas que indiquen que no hay ningún tipo de complicación en el desarrollo del embarazo. La mujer tendrá que someterse a una evaluación general, midiendo su peso y su presión arterial. También se le practicará un análisis de sangre y otro de orina. Tampoco hay que olvidarse de la ecografía para observar su apariencia, tomando sus respectivas medidas y comprobando el latido del corazón.

¿Cuándo podemos sospechar del riesgo de aborto?

Entre estas series de revisiones y analíticas hay que esperar resultados precisos y normales que determinen que no hay ningún tipo de alteración. El 80% de los abortos ocurren antes de las 12 semanas del embarazo, entrando las 9 semanas dentro del margen.
Muchas mujeres pueden sufrir sangrado en la novena semana y en la mayoría de los casos no llega a ser alarmante, pero es recomendable acudir al médico tan pronto como sea posible. El sangrado puede significar una amenaza de aborto, pero no siempre es así. Además, puede venir acompañado de dolores de regla que nos puede llegar a preocupar mucho más. Una revisión con una ecografía comprobará que todo está correcto.

Riesgo de aborto en la semana 9 de embarazo

¿Por qué hay riesgo de aborto en la semana 9 de embarazo?

Uno de los factores que puede influir es la edad de la mujer embarazada. Una mujer de 40 años ya entra dentro de una tasa del 50% de sufrir un aborto espontáneo. Y una mujer menor de 35 años ya entra dentro del 15%. Hay mujeres que son propensas a sufrir abortos espontáneos, por lo que las probabilidades de sufrirlo se duplican en posibilidades.

En la mayoría de los casos el feto no se está desarrollando correctamente y es aquí cuando este efecto puede provocar el aborto. Dentro de este trimestre es fundamental que el futuro bebé comience a recurrir a todos los cromosomas que forman parte de su desarrollo.
Si no tiene todas las facultades para formarse (o sea, el número de cromosomas no es el correcto) entonces se iniciará una interrupción del embarazo. Otras posibles causas suelen ser por causas infecciosas, con problemas de coagulación de la sangre, hipotiroidismo, etc.

En otros casos puede ocurrir que haya habido un óvulo sin fecundar y se ha producido un embarazo sin embrión, más adelante se producirá dicho aborto por tal consecuencia. El embarazo molar suele ser también otra de las consecuencias, es debido a un crecimiento anormal en el útero. Dónde debería de existir un embrión finalmente no ocurrió y se sospechó de ser un embarazo.

Riesgo de aborto en la semana 9 de embarazo

Para estos casos dónde no existe un embarazo real, se debe de practicar un aborto para que no evolucione en consecuencias peores. Se administrará unas pastillas que ayudarán a expulsar todo el contenido uterino, siempre que se cumplan una serie de requisitos. Hay que completar el aborto con un legrado obstétrico, dónde se limpiará todo el contenido uterino eliminando todos los restos abortivos.

Si estás dentro del grupo de mujeres que presentan abortos de repetición, y quieres seguir adelante con tu embarazo, hay que ponerse en manos de un especialista en infertilidad. Hay que intentar conocer todas las consecuencias de los abortos para poner remedios eficaces y tempranos para evitar tal consecuencia.

En conclusión, los abortos en el primer trimestre de gestación suelen ser muy frecuentes, por lo que siempre hay médicos especialistas en análisis y diagnósticos para poder evitar el aborto. No desestimes en volver a intentar un nuevo embarazo, seguro que la próxima vez será positivo. Puedes leer algo más sobre los abortos espontáneos sobre “cuáles son las principales causas” o “qué hacer después de un aborto espontáneo”.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.