Riesgos de malcriar a los niños

En ocasiones cuando nos convertimos en padres queremos dar todo aquello que no tuvimos nosotros de pequeños. Este gesto que parece de amor incondicional se puede volver en nuestra contra y en la de nuestros hijos. Permitirles hacer lo que quieran y que tengan cualquier cosa con solo pedirla es hacerles un flaco favor a nuestros hijos. Os comentamos los riesgos de malcriar a los niños.

Padres permisivos, niños malcriados

Nadie nos enseña a ser padres, y en esa misión e intención de querer darle lo mejor a nuestros hijos podemos perdernos por el camino sin darnos cuenta. Por eso he querido hacer este post para que los padres puedan analizarse en su papel de progenitor, ver cuales son sus comportamientos con respecto a sus hijos y cómo quieren educarles.

En otro post ya os hablaba de una tendencia que está en auge que son los padres protectores o también llamados hiperpadres. Son padres que con toda su buena intención, sobreprotegen a sus hijos evitando que se frustren, que asuman sus errores, que cuiden sus cosas, que cumplan sus obligaciones, que tomen decisiones… Esto lo que provoca son niños malcriados y con nulos recursos para la vida. Podéis leer el artículo completo en este enlace.

Riesgos de malcriar a los niños

El hecho de que permitamos que los niños se hagan siempre con la suya o que consigan todo lo que quieren al momento y sin esfuerzo, hace mella en su desarrollo. No es agradable ver a nuestro hijo llorar ni patalear cuando se le antoja algo, y lo más sencillo para acabar con la rabieta sería darle lo que quiere, pero hay que saber los riesgos que trae.

Los niños que son malcriados no saben valorar las cosas, se frustran con mucha facilidad, no saben afrontar los problemas de la vida, falta de manejo en sus emociones, son intolerantes e irrespetuosos, autoritarios, egocéntricos, con poca empatía, problemas de autoestima, agresivos, propensos a la ansiedad y a la depresión. Al no enfrentarse a los “no”, cuando saltan a la vida real no saben afrontarla, no comprenden porque no pueden tener aquello que desean como cuando eran pequeños.

Teniendo en cuenta los resultados de malcriar a los niños es muy importante analizar nuestro estilo de crianza. Los niños necesitan tener límites marcados por los adultos, los cuales deben ser respetados. Evitar que sufra es marcarle a toda una vida de sufrimiento. Hay una forma distinta de educar, con muchos mejores resultados para su presente y su futuro.

Educar desde el amor pero con límites

Es posible educar desde el amor más profundo y con límites. Darles herramientas para que aprendan a gestionar sus emociones y expresarlas de forma positiva. Qué aprendan a tomar decisiones y a asumir las consecuencias. Qué se enfrenten a sus errores para saber arreglarlos.

Esto les permitirá ganar en autonomía, autoestima, seguridad, independencia y empatía. Cuando quieres a alguien quieres lo mejor para esa persona, y hacia nuestros hijos el amor es el más grande. Darle todo para que no sufra, no se frustre o porque nosotros no tuvimos tantas facilidades, es convertirlo en un déspota y tirano.

Debemos ver qué educación queremos dar a nuestros hijos y cómo los estamos educando. Si no están sintonizadas deberemos reeducarnos nosotros mismos para no transmitir nuestras dudas, miedos e inseguridades. Les estaremos privando de un desarrollo sano, sin recursos ni buenas actitudes. Pasar por situaciones incómodas es el aprendizaje que necesitamos desde pequeños para aprender a gestionar emociones y expresarlas adecuadamente.

En el artículo “cómo manejar respetuosamente las rabietas” os dejábamos unas claves para no perder los nervios ante estas situaciones. En muchas ocasiones para que termine el espectáculo tenemos el impulso de satisfacer sus deseos, pero hay otra manera de actual más adecuada.

Porque recuerda… se puede demostrar amor igualmente y mejor sin darle todas las facilidades a tu hijo. Sino estarán perdidos como personas en la vida real.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.