Riesgos de tener hijos a los 40

Tener un hijo a los 40 se ha convertido en algo cada vez más común. Existen múltiples razones por las que las mujeres esperan a tener hijos. Desde los tratamientos de fertilidad, pasando por sus carreras profesionales o no encontrar una vida estable hasta una edad más avanzada. Las razones para retrasar la maternidad son variadas porque dependen de factores muy personales.

Si bien a las mujeres a menudo se les dice que es mejor tener hijos antes de los 35 años, lo cierto es que esta realidad está cambiando. Los especialistas son cada vez más conscientes de que los nacimientos del primer hijo entre mujeres de entre 40 a 44 años ha crecido considerablemente en las últimas décadas. Si tienes curiosidad sobre cómo es tener un bebé a los 40 años, ten en cuenta tanto los beneficios como los riesgos que ello acarrea.

¿Tiene beneficios tener un hijo a los 40?

mujer embarazada en naturaleza

A veces, los beneficios de tener un hijo con la vida más avanzada pueden ser mayores que los de tener hijos con 20 o 30 años. Por un lado, es mucho más probable que hayas establecido tu vida profesional y que puedas dedicar más tiempo a criar a tus hijos. Además de que tu situación financiera puede ser también más estable que cuando eras más joven. Estos son algunos de los beneficios más comunes de tener un hijo a los 40 años:

  • Tu deterioro cognitivo se reduce
  • Tu vida productiva se alarga
  • Tus hijos tendrán mejores resultados educativos

¿El embarazo a los 40 años es de alto riesgo?

Debido a los avances tecnológicos relacionados con la fertilidad, el embarazo y el parto, es posible tener un hijo a los 40 años de manera segura. Sin embargo, cualquier embarazo después de esta edad se considera de riesgo alto. Tu médico controlará en ti y en ti bebé los siguientes aspectos:

  • Presión arterial alta, porque puede aumentar el riesgo de una complicación del embarazo llamada preeclampsia
  • Diabetes gestacional
  • Defectos de nacimiento, como el síndrome de Down
  • Aborto espontáneo 
  • Que el bebé tenga un peso adecuado al nacer
  • Embarazo ectópico, frecuente si se ha utilizado la fertilización in vitro

¿Cómo afecta la edad a la fertilidad?

La tasa de fertilidad de una mujer disminuye significativamente después de los 35 años. Un tercio de las parejas de 35 años o mayores experimentan problemas de fertilidad. Esto puede atribuirse a los siguientes factores de riesgo, que aumentan con la edad:

  • El número de óvulos fértiles disminuye
  • Mayor riesgo de aborto espontáneo
  • Los ovarios liberan óvulos con mayor dificultad
  • Los problemas de salud pueden impedir la fertilidad

No obstante, los avances en la tecnología de la fertilidad ha avanzado a pasos de gigante, y ha conseguido que muchas mujeres alcancen su sueño de ser madres a pesar de la edad. La posibilidad de congelar óvulos siendo joven, los bancos de esperma y la fecundación in vitro, han conseguido cumplir muchos sueños de maternidad en muchas mujeres.

Concebir un hijo a los 40 años

Mujer embarazada en sillón

Después de esta edad, puede costar quedarse embarazada. Si tienes más de 40 años y llevas más de medio año intentando quedarte embarazada de forma natural sin tener éxito, puede que sea el momento de acudir a un especialista en fertilidad. Un especialista en fertilidad realizara pruebas para ver si hay factores que estén afectando tu capacidad para quedarte embarazada. Estas pruebas pueden incluir ecografías para observar el útero y los ovarios, o análisis de sangre para verificar la reserva ovárica.

Si experimentas problemas para quedar embarazada de manera natural, habla con tu médico para buscar la opción más adecuada para ti. Esas opciones pueden ser:

  • Medicamentos para la fertilidad
  • Tecnología de reproducción asistida. Te extraerán un óvulo y lo fertilizarán en un laboratorio antes de volver a insertarlo en el útero
  • Inseminación intrauterina o inseminación artificial. Esta opción es especialmente útil si el problema de infertilidad lo tiene el hombre.

El embarazo después de los 40 puede ser más desafiante. Es posible que sientas más molestias y dolores debido a las articulaciones y los huesos que ya están comenzando a perder masa con la edad. También podrías ser más susceptible a la presión arterial alta y a la diabetes gestacional. La fatiga relacionada con el embarazo también puede ser más acusada a medida que se envejece. Es importante que hables con tu obstetra y tu ginecólogo sobre los problemas que puedes tener en tu embarazo en función de tu edad y tu estado general de salud.

El parto de un hijo a los 40 años

corazón en barriga emrazada

El parto vaginal puede ser menos probable después de esta edad. Esto se debe principalmente a que los tratamientos de fertilidad pueden aumentar el riesgo de parto prematuro. También puedes tener mayor riesgo de preeclampsia, lo que puede requerir un parto por cesárea para salvar tanto a la madre como al bebé. Si tu bebé nace finalmente por vía vaginal, el proceso puede ser más arriesgado porque hay un mayor riesgo de muerte fetal.

Pero a pesar de lo negativo, muchas mujeres dan a luz bebés sanos a los 40 años o más tarde. Lo importante es seguir las recomendaciones de tu médico, que es quien mejor conoce tu cuerpo. Hoy en día es cada vez más común tener el primer hijo a los 40 años o después, así que si te planteas esta posibilidad tendrás mucho apoyo, y no solo de tu entorno, sino también por el lado médico.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)