Rinitis en el embarazo, ¿Por qué se produce?

Rinitis en el embarazo, ¿Por qué se produce?

La rinitis es una de las molestias más comunes que suelen presentarse en las embarazadas. Es una sensación bastante molesta, con síntomas dispersos y que pueden alterar la vida diaria y nocturna. En la mayoría de los casos, esta enfermedad pasa sin más, hasta que finalice la gestación, pero es importante conocer por qué se produce la rinitis en el embarazo, sus sensaciones y cómo evitarla.

Esta enfermedad se convierte en un malestar que aparece en el 20% de las mujeres embarazadas. Incluso, muchas de estas rinitis aparecen de forma parcial cuando no corresponde con una alergia estacional o por frío estacional, por lo que se ha de plantear que la consecuencia proceda de hechos hormonales. Analizaremos qué opinan algunos expertos.

¿Qué es la rinitis en el embarazo?

La rinitis en el embarazo se produce cuando las fosas nasales de la mujer se irritan e inflaman. Como consecuencia de este hecho, se ocasionan los estornudos, congestión nasal y sobre todo mucosidad. Puede manifestarse en los primeros meses, pero en otros casos se alarga durante toda la gestación.

Este hecho es bastante incómodo, con la sensación de una nariz prácticamente taponada durante el día y la noche, estornudos y con un moqueo constante que hay que limpiar. Como ya hemos reseñado, tal circunstancia no depende de la época del año, pero sí que es más frecuente en primavera.

¿Por qué se produce la rinitis en el embarazo?

Muchos expertos achacan tal hecho a que puede producirse por el cambio hormonal que experimenta la mujer durante el embarazo. El aumento hormonal es el causante de muchos de los cambios que experimenta la mujer y uno de ellos es el denominado “rinitis del embarazo”.

La placenta produce grandes cantidades de estrógeno, una hormona que causa algunas variantes y modificaciones en la mujer. Por ejemplo, está relacionada con la producción de mucosidad, ya sea espesa o más diluida. También, se le relaciona como la causante de que los cornetes nasales se inflamen, dificultando mucho más la retención y la respiración. Es una sensación parecida a estar con un pequeño resfriado.

Por lo tanto, la rinitis está asociada con los cambios fisiológicos hormonales, al aumentar el flujo sanguíneo de la zona, también se está favoreciendo la secreción de moco.

aliviar molestias embarazo
Artículo relacionado:
Consejos para aliviar las principales molestias del embarazo

¿Qué síntomas presenta la rinitis en las mujeres embarazadas?

La congestión es la principal consecuencia. Se tiene dificultad para respirar, algo tan incómodo que se tendrá dificultad para dormir. El hecho de respirar frecuentemente por la boca puede derivar a una sequedad mayor de la boca. Incluso este taponamiento, está derivado a un exceso de mucosidad.

Rinitis en el embarazo, ¿Por qué se produce?

Pueden aparecer problemas dentro de la nariz, como una gran sequedad como consecuencia de estar respirando todo el tiempo por la boca. Se llegan a producir costras o grietas, algunas de ellas bastante molestas que incluso llegan a sangrar. Se recomienda tener un ambiente algo más cargado de humedad.


¿Cómo se puede tratar la rinitis?

La rinitis no tiene cura, pero se puede paliar sus síntomas. Lo que más se busca es poder disminuir el máximo posible el flujo sanguíneo en esa zona.

  • Permanecer en zonas que no sean secas, más bien húmedas. Se puede crear un ambiente húmedo con humificadores o colocando cuencos de agua.
  • Evitar los lugares dónde se esté expuesto a zonas con contaminantes o irritantes.  La exposición al humo del tabaco también agrava este problema.
  • Se pueden hacer baños de agua o limpiezas nasales para poder descongestionar la nariz.  Se puede hacer con un poco de suero, agregando una pequeña cantidad y absorbiéndolo por la nariz. Con la ayuda de una jarra lota. O utilizando suero hipertónico y ácido hialurónico (ideal para la sequedad de la mucosa).

Rinitis en el embarazo, ¿Por qué se produce?

  • También se puede utilizar baños de agua caliente o aspiraciones de vapor.
  • Hay que beber abundante agua para poder hidratar bien todo el cuerpo, especialmente las mucosas y poder diluir mucho mejor el moco.
  • Evitar tomar café y bebidas azucaradas, ya que tienen a aumentar la hiperventilación y agravar el problema.
  • Cuando vayas a sonarte la nariz, hazlo de forma suave. Hacerlo de manera brusca puede añadir más presión a la zona y empeorar el momento.
  • Se puede dormir con la cabeza un poco elevada para facilitar la respiración.
  • Intenta respirar por la nariz el mayor tiempo posible. Costará un poco, pero es bastante beneficioso hacerlo de esta forma. Si sientes que se destaponar la nariz, hay que aprovechar ese momento para tomar aire por la nariz. Si crees que te cuesta, realiza ejercicio moderado, para conseguir hacer respiraciones constantes y regular la circulación sanguínea.

Si con todos los consejos, la rinitis no consigue remitir o al menos paliar los síntomas, hay que acudir a un médico de cabecera para intentar buscar alguna solución. Hay mujeres que sobrellevan muy mal la congestión y el especialista puede ayudar recetando algún antihistamínico para embarazada, como la loratadina o cetirizina, y así reducir la secreción y el picor.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.