Sabañones en bebés y niños pequeños

Sabañones en bebés y niños pequeños

La temporada de frío está llegando por fin y con ella, los resfriados, otitis, gripes y problemas médicos derivados del frío que suelen coger los niños cada año. Los sabañones son otro de esos problemas a los que hacíamos referencia, esas lesiones que suelen aparecer en las manos y en los pies. Generalmente, se suelen asociar a personas mayores, sin embargo, los bebés y los niños más pequeños también están expuestos a las altas temperaturas y pueden sufrir las consecuencias del frío en sus extremidades.

Generalmente se trata de un problema menor, que se remedia con facilidad y no suele presentar complicaciones. Sin embargo, si las lesiones por sabañones se complican el niño podría sufrir infecciones e incluso úlceras, lo que resulta muy doloroso para un niño tan pequeño. Por este motivo, es importante tener en cuenta algunas medidas preventivas y evitar que los bebés y niños pequeños puedan sufrir de sabañones.

Qué son los sabañones

Sabañones

El sabañón es una inflamación que se produce en los vasos sanguíneos de la piel, generalmente en las manos y en los pies, aunque también pueden producirse en las orejas y en otras partes del cuerpo. Esta inflamación se produce como consecuencia de la exposición prolongada al aire frío, y se puede ver fácilmente ya que sus síntomas son fácilmente reconocibles.

Aparecen en la piel erupciones de un tono rojizo, que producen mucho picor y dolor en algunos casos. Incluso, la erupción puede ulcerarse con el riesgo de sufrir infecciones y otras complicaciones de diversa gravedad. No obstante, lo más normal es que los sabañones desaparezcan en pocas semanas, generalmente antes de tres semanas. Esto dependerá de si cambia la temperatura ambiental o de si el niño recibe tratamiento médico.

En algunas ocasiones es necesario un tratamiento a base de corticoides para reducir la inflamación y las molestias que esta produce, los picores y el dolor. Aunque si se comienza a tratar temprano, es posible reducir los efectos de los sabañones con algunos remedios caseros.

Prevención y tratamiento de los sabañones

En épocas de frío es cuando existe el riesgo de que aparezcan los sabañones, por ello, es muy importante proteger a los niños de la exposición al aire frío para evitar que los sufran. Aunque en la mayoría de los casos son lesiones leves, los síntomas son muy molestos especialmente para los más pequeños.

Para prevenir los sabañones puedes seguir los siguientes consejos:

  • Abriga bien a tus hijos cuando salgan a la calle en época de frío. Los niños deben llevar guantes, gorros que protejan su cabeza y orejas y una bufanda para proteger el cuello y la parte inferior de la cara.
  • En cuanto al calzado, procura que sus zapatos sean impermeables y bien calentitos. Los calcetines deben ser de materiales naturales como el algodón.
  • Después de haber estado expuestos al frío, debes calentar sus extremidades pero de forma progresiva. Evita un cambio de temperatura repentina, por ejemplo, no deben meter las manos en agua caliente de forma inmediata. Esto podría empeorar el estado de las lesiones producidas por los sabañones.

Remedios caseros

Una vez que aparecen los sabañones, puedes seguir estos remedios caseros para mejorar su estado:

Infusión de caléndula para los sabañones

  • Infusión de caléndula: Prepara una infusión y deja que se temple bien antes de utilizarla. Aplica sobre la piel del niño dos veces al día, justo en la zona donde estén los sabañones.
  • El nabo es uno de los remedios más eficaces. Tan solo tienes que cortar el nabo por la mitad y frotar los sabañones. Pronto verás como se reduce la inflamación, el niño sentirá alivio inmediato de los picores y las molestias.
  • El aceite de romero: El aceite de romero se utiliza desde tiempos inmemoriales para el tratamiento de los dolores musculares y contracturas. Su efecto antiinflamatorio y relajante es su principal virtud, y puedes encontrarlo fácilmente en herbolarios y tiendas especializadas. Puedes aplicar varias veces al día y pronto notarás como mejoran los sabañones del niño.

Aunque los remedios caseros son efectivos, lo más importante son los métodos de prevención. No obstante, en cuanto observes los primeros síntomas de los sabañones debes acudir al pediatra. En bebés y niños pequeños son lesiones muy molestas y es importante que el médico las revise lo antes posible.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.