Todo lo que debes saber sobre la placenta

Todo lo que debes saber sobre la placentaTodas sabemos de sobra que nuestro querido bebé permanece en nuestro vientre compañado de la famosa placenta, pero poco sabemos de ella. Hoy vamos a aumentar nuestros conocimientos sobre la placenta.

  • ¿Desde dónde se forma la placenta?

En los primeros días del embarazo, cuando el óvulo se divide y llega a un centenar de células, se convierte en un blastocito. En esta etapa se puede observar una separación entre el futuro embrión por un lado y sus “anexos” al otro: el cordón umbilical, las membranas del saco amniótico y el trofoblasto (que es lo que se convertirá en la placenta). A los 5 meses se encuentra totalmente formada y comienza a “engordar”, llegando hasta los 500-600 gr. de peso.

  • ¿Qué aspecto tiene?

La placenta es como una especie de disco grueso de unos 15-20 cm de diámetro. Es de color rojo y por un lado tiene aspecto carnoso (el lado que se engancha al útero) mientras que por su otro lado está cubierta con una especie de película transparente (membrana amniótica), la cual está unida al cordón umbilical del bebé. La mayoría de las veces la matrona enseña la placenta después del parto.

  • ¿Qué función tiene?

Durante todo el embarazo la placenta actúa como una “puerta de entrada”. Es una especie de plataforma de intercambio entre la madre y el bebé sin que la sangre de ambos se comunique. Solo a través del cordón umbilical el feto obtiene nutrientes y oxígeno transportados a través de la sangre materna.

La placenta funciona como barrera protectora, filtra bacterias, parásitos y medicamentos (pero no todos). Virus como el VIH o la hepatitis B son capaces de traspasar la placenta. Al estar formada por la misma herencia genética del bebé, puede informarnos sobre sus anomalías.

  • ¿Puede presentar complicaciones?

Sí, es posible que existan complicaciones como:

  • Desprendimiento de placenta: ante la que se recomendaría reposo absoluto.
  • Mala posición de la placenta: que podría estar cubriendo al cuello del útero parcial o totalmente y dificultaría el parto vaginal.
  • Hematoma en la placenta: interrumpre el crecimiento del bebé.

Más adelante conoceremos estas complicaciones relacionadas con la placenta en más profundidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *