¿Sabes que la línea alba ya estaba ahí antes de quedarte embarazada?

Línea alba embarazo

Puede aparecer hacia el segundo trimestre del embarazo, para ser más exactos entre el cuarto y el sexto mes, y las causantes son las hormonas, como lo son de tantos otros cambios que durante la gestación podemos observar en el cuerpo de una mujer embarazada; como habíamos comentado en esta mini serie de posts, lo natural son estas pequeñas variaciones, aunque si se trata (en este caso) de cuidar la piel, lo haremos para sentirnos un poquito mejor. Hablamos de la llamada línea alba (o línea nigra), que no es más que esa ‘línea’ que empieza en el pubis y puede acabar en el ombligo, o incluso un poquito más arriba: en el diafragma.

No es preocupante, aunque para algunas mujeres resulta molesta; pero lo que todas debéis saber es que en realidad lo que ocurre es que la línea alba ya está ahí antes de quedarnos embarazadas, solo que no la vemos porque es casi invisible por su color claro, es el embarazo el que provoca el campo de coloración, debido a que los niveles de progesterona y estrógenos (y con ello la melanina) aumentan. ¿Me cuentas que has estado embarazada y no te ha salido?

Esto es porque no se manifiesta en todas las mujeres, aunque un porcentaje muy elevado de embarazadas van a tener cambios hormonales que afecten a la piel (pecas, cambio en el color de la areolas, cloasma, etc.); la línea nigra puede ser más pronunciada en mujeres de piel oscura, y en cualquier caso tras el parto, tiende a desaparecer poco a poco. Esta línea no es preocupante, ni va a interferir en la salud de la madre o del bebé, ¿que se puede considerar antiestética? pues no, si la consideras como parte de los cambios propios de esta etapa; si los aceptas y crees que el cuerpo de una mujer gestante es bello, probablemente no vas a tener problemas cuando te mires en el espejo.

Eso sí: hay algunos hábitos que deberías adoptar, como proteger tu piel de los efectos de la radiación solar, para que la pigmentación no sea exagerada, y no estropear de verdad la dermis, así que no dudes en utilizar cremas con factor de protección, especialmente en los días de radiación muy intensa, y / o a partir de la estación en la que tendemos a descubrirnos para no pasar calor (o sea, la Primavera). Por otra parte, una alimentación saludable también es importante; con abundante presencia de alimentos de origen vegetal, y especialmente que sean ricos en ácido fólico, porque esta vitamina ayuda a controlar la pigmentación. Está presente por ejemplo en los cítricos, las verduras de hoja verde, las zanahorias, el brócoli, y otras muchas hortalizas.

Como ya sabes, también es muy importante una buena hidratación… por fuera (cremas o lociones hidratantes) y por dentro, bebiendo mucha agua.

Imagen — Jeremykemp


Categorías

Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Escribe un comentario