Sabor metálico en el embarazo

Sabor metálico en el embarazo

El sabor metálico en el embarazo es uno de los síntomas más comunes. Todas las personas a lo largo de su vida han padecido de este efecto, con un sabor pesado a metal en la boca. Las consecuencias de este hecho suelen ser puntuales, ya sea por la toma de medicamentos que alteran la composición de la boca. Pero en el caso de los embarazos tiene su explicación.

A lo largo del embarazo los cambios en el cuerpo inciden en mayor o menor medida por la futura madre. En este caso no hay que preocuparse, ya que es un indicio más de los procesos hormonales por los que atraviesa la gestación. A continuación, lo analizamos con más detalle.

¿Por qué el sabor metálico en el embarazo?

Es normal que durante las primeras semanas se sientan los típicos síntomas del embarazo. Entre ellos se encuentra el sabor metálico también llamado disgeusia. Aparece igualmente en las primeras semanas y suele extenderse hasta el final del primer trimestre de la gestación. Estos datos no suelen ser concluyentes, ya que hay mujeres que lo experimentan durante más tiempo y otras que no lo llegan a sentir.

La disgeusia tiene que ver con el cambio hormonal que se produce en el cuerpo. Se debe de el gran aumento de la hormona estrógeno y eso incide en el cambio del gusto y olfato de la madre. Se tiene la sensación de tener una moneda o algo metálico en la boca, dónde el estrógeno incide en la sensibilidad de las papilas gustativas y aportando ese sabor amargo y parecido al metal

El aumento de esta hormona no solo afecta al gusto, sino que altera el olfato y provoca los típicos síntomas de náuseas y vómitos, algo que dificulta la digestión y provoca mucho malestar.

Sabor metálico en el embarazo

Cómo aliviar el sabor metálico

Podemos encontrar algunos trucos para aliviar esta sensación. Solo serán remedios para paliar los síntomas, pero no harán que desaparezca el efecto. Hará falta que pase el tiempo para que el cuerpo vuelva a la normalidad.

  • Limpiar la boca frecuentemente. Para ello podemos usar el cepillo de diente y un dentífrico con un sabor fuerte. Limpiaremos toda la boca e incidiendo en la zona de la lengua. Después podremos usar un enjuague bucal o colutorio con un sabor intenso y al menos dos veces al día. También es recomendable el uso del hilo dental.
  • Las gárgaras de agua y bicarbonato también son efectivas para poder equilibrar el pH de la boca. Se puede practicar dos veces al día.
  • Beber mucha agua y mantenerse hidratado hará que la boca se mantenga en buen equilibrio.
  • Comer alimentos ácidos alivia esta sensación. El ácido neutraliza lo amargo y estos alimentos los podemos encontrar sobre todo en las frutas ácidas y sobre todo cítricas. Funcionan muy bien si se toma a modo de zumos naturales.
  • Caramelos y chicles. Estas pequeñas golosinas pueden paliar esos momentos, eso sí, al ser posible que sean sin azúcar y con un sabor mentolado o cítrico. No son aconsejables si se producen muchos gases durante su ingesta.

Sabor metálico en el embarazo

Otras causas que pueden provocar el sabor metálico

Este efecto está asociado principalmente por el estrógeno. Es raro que se suela asociar con el origen de algún tipo de enfermedad, pero si el problema persiste en el tiempo, entonces habrá que hacer una visita al dentista y al médico para descartar cualquier tipo de problema.

Una mala higiene bucal puede provocar este efecto, sobre todo si se consume tabaco. Un acúmulo del sarro y de placa bacteriana pueden ser responsables de infecciones y mal sabor de boca.

El uso de medicamentos o de suplementos vitamínicos como el hierro también inciden es el sabor. O la sobreexposición de metales pesados como el mercurio o el plomo.

En otros casos se ha producido por alguna alergia o infección que crea esta sensación o en otras ocasiones se debe a enfermedades sistémicas como patologías renales, hepáticas o diabetes.

Ya conociendo lo que es la disgeusia o sabor metálico podemos descartar que no sea por otro problema como los descritos anteriormente. No obstante, ante la duda, se puede consultar al médico si persiste este sabor tan molesto.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)