Sacos de dormir

Nadie quiere que su bebé sienta frío, incluso en verano, los niños se destapan por la noche y cuando empieza a amanecer, ese fresquito, se vuelve molesto y termina por resfriarlos.

Las mamás se preocupan por todo y por este tema, sobre todo, en invierno, colocando mantas para que resulten de abrigo durante la noche. Esto hace que el bebé duerma incómodo por el peso de la ropa, arriesgándose a destaparse y cambiar de forma brusca su temperatura. Las estufas y radiadores en las habitaciones infantiles, son una buena alternativa para no coger frío durante la noche, pero al despertar por la mañana y salir de la habitación, el bebé sentirá de nuevo ese cambio tan brusco en la temperatura del ambiente.

Los sacos son una buena solución para este problema, pues cubren el cuerpo, sus piernecitas están cubiertas y tiene movilidad, además de que sus bracitos también están libres y sin presiones. Con esta prenda, duermen bien tapaditos toda la noche y sin necesidad de taparlos demasiado. Una ventaja, es que al no poder destaparse, la temperatura corporal no se pierde y cuando despiertan, puedes meter al bebé dentro del saco y llevarlo a otro lugar sin que siente frío.

Entre las marcas especializadas en sacos de dormir, podemos nombrar a Grobag, la cual, nos ofrece tres tipos, ya que tiene para todas las estaciones del año y en la talla que necesites para el bebé (0-2, 0-6, 6- 18, y 18- 36), incluso para niños hasta de 3 a 6 años.

Mas información – Actividades divertidas para niños

Fuente –  Grobag


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *