La salud bucodental en la infancia: todo lo que debes saber

El cuidado de la salud bucodental es esencial a todas las edades, y, como otros hábitos, la higiene y las rutinas se empiezan a adquirir en la infancia. Estos serán básicos para una correcta salud durante toda la vida. Es importantísimo que madres y padres sean un ejemplo y fomenten las buenas rutinas que previenen futuros problemas bucales.

Al bebé y al niño hay que acostumbrarlo desde muy pequeño a que su higiene bucal. Si desde antes del primer diente le acostumbras a pasarle una gasa húmeda, después no le resultará extraño que le cepillemos los dientes. Luego, cada día, con la edad adecuada, asumirá esta responsabilidad. Además, si les acostumbras a las visitas al odontólogo de forma normal y natural, no adquirirá posibles miedos.

Salud bucodental antes de los primeros dientes

Sí, has leído bien. Podemos tener una buena salud bucodental desde que nuestro bebé es recién nacido. Es más, te diría que ya en el embarazo estarás preparando su salud bucal. Las embarazadas con caries dental o enfermedades en las encías, pueden transmitir las bacterias al feto y provocar, así, problemas de peso en el nacimiento, por ejemplo. Por tanto, como futura madre este es tu primer compromiso con la salud de tu hijo: cuidarte tú.

Cuando el bebé tiene entre 0 y 6 meses, que será el momento de su primer diente, aproximadamente, la madre tiene que tener especial cuidado con la caries del biberón. Esta viene provocada al mojar el chupete en azúcar, miel u otra sustancia, lo que favorecerá este tipo de caries.

En esta etapa, aunque el niño no tenga dientes, hay que higienizarle la boca con una gasa húmeda y suave antes de dormir y después de cada comida. También existe una especie de dedal para bebés, diseñado para estimular la encía cuando comienza la salida de los dientes de leche y sirve, a su vez para limpiar la encía.

Salud durante el primer año

La salud bucodental del bebé se refuerza en el momento que sale el primer diente. Estos dientes deben cuidarse minuciosamente, van a marcar el desarrollo de los dientes definitivos, la alineación, el espacio óseo y el desarrollo de la cavidad bucal. Recuerda que no se debe abusar de la ingesta de zumos y bebidas azucaradas.

Desde que aparecen los primeros dientes de leche hay que utilizar un cepillo de dientes de cerdas suaves y mantener el uso del paño húmedo para las áreas sin piezas bucales. Es el momento de retirar el biberón o la lactancia materna de forma gradual, para evitar deformaciones en el crecimiento óseo. Los odontólogos dicen que el chupete se puede utilizar, como máximo, hasta los dos años de edad.

En el primer año se deben cepillar los dientes del niño diariamente, con un cepillo suave y sin usar pasta de dientes. En algunos casos podría ser aconsejable el uso de suplementos de flúor, pero hay que consultar con el pediatra. Para el dolor de encías, muy común en esta etapa, las encías se pueden frotar suavemente con un cepillo o una gasa para aliviar al bebé.

Los cuidados bucodentales con los dientes de leche

Lavarse los dientes

Lo más importante, en lo que se refiere a la salud bucodental de la infancia, es que a partir del año el niño se familiarice con los hábitos de higiene dental. La mejor estrategia es que nos cepillemos los dientes con él o ella, y explicarle el procedimiento. La primera visita al dentista debe realizarse entre el año y medio y los dos años.

A partir de los 3 años, ya son capaces de cepillarse lo dientes solos, pero no de hacerlo como es debido ¡tenemos que revisarlo! Hay que procurar conseguir una duración de cepillado adecuada, entre dos y tres minutos. Se puede emplear una pequeña cantidad de pasta de dientes a partir de los 18 meses. Es recomendable empezar a cepillar la lengua y que el niño aprenda a enjuagarse y a escupir el agua.

A partir de los 6 años, o antes nuestros hijos comenzarán a perder los dientes, y sustituirlos por los definitivos. No por ello debemos hacer la vista gorda en la salud bucodental, hay que continúa con los hábitos de higiene correctos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.