Sangrados durante el embarazo (segundo y tercer trimestre)

Placenta previa

Hace unos días estuvimos viendo los diferentes motivos por los que puede surgir una hemorragia durante los primeros meses del embarazo, ya que es algo que puede asustar a cualquier futura mamá. Estos sangrados deben tomarse en cuenta y se debe acudir al médico para asegurar que todo va bien.

Si además el sangrado se produce a partir del segundo trimestre, la visita al médico se hace muchísimo más importante, puesto que es posible que necesites tratamiento inmediato. Vamos a conocer las causas por las que puede surgir una hemorragia.

Sangrado por desprendimiento prematuro de placenta

La placenta puede separarse de las paredes del útero antes o durante el parto y esto causaría una hemorragia. Afortunadamente solo un 1% de las mujeres embarazadas han tenido esta experiencia. También puede ocurrir durante las 12 últimas semanas de embarazo incluso sin presencia de sangrado, simplemente mostrándose a través de dolor en el estómago.

Sangrado por placenta previa

El hecho de que la placenta se acomode en el útero y cubra parcial o totalmente su cuello es lo que conocemos por placenta previa, que requiere atención médica inmediata y un tratamiento específico debido a su gravedad.

Sangrado por trabajo de parto

Durante los últimos días del embarazo el sangrado podría ser causado por el trabajo de parto. El tapón mucoso (tapón encargado de cubrir la apertura del útero durante el embarazo) se desprenderá unos días antes del parto o cuando comience el mismo. Lo identificarás por su textura mucosa acompañada de sangre.

Este sangrado no es nada preocupante, ni siquiera si ocurriese unas semanas antes de la fecha probable de parto y se le conoce como la “pérdida del tapón mucoso“.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *