Sarpullidos en el bebé

sarpullido bebe

El verano, es una época en la que el calor puede molestar demasiado. La sudoración del bebé, al igual que en el adulto , es molesta y hay que cambiar la ropita más a menudo, sin embargo, en los bebés, tenemos el problema del pañal, el cual, al estar húmedo, aunque sea mínimamente, ocasiona la aparición de sarpullidos, unos puntitos que escuecen y pican, produciendo quemazón.

Como ya sabemos, estos sarpullidos, son originados por la humedad, la cual, obstruye las glándulas sudoríparas, originando así este síntoma, por ello, se encuentran en lugares húmedos como las axilas, brazos, cuello… si tu bebé los sufre te damos algunos consejos para evitarlo o solucionarlo:

El baño diario, elimina la obstrucción de las glándulas. Procura no usar demasiado jabón, solamente si hay suciedad y siempre elije los de PH ácido

No hay que abrigar demasiado al bebé, sobre todo, en verano. Tengamos en cuenta que sienten el calor al igual que un adulto, por lo tanto, al igual que nos vestimos nosotros, les podemos vestir de forma similar. Prendas sueltas, ligeras y naturales (algodón, lino…) que permitan la transpiración de la piel. Las prendas sintéticas, no son nada aconsejables

Si el bebé tiene demasiados sarpullidos, intente usar durante un tiempo los de tela

Las cremas que se usan para la piel del bebé, no ha de contener mentol, alcohol, aloe… pues empeoran el problema

Las ropas de baño de licra, tampoco son recomendables, pues producen irritación, a ello, se le suma la arena de la playa, aumentando la fricción.

Más información – Acerca del sarpullido en los bebés

Fuente – Acerca del sarpullido en los bebés


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *