¡Se aproxima el nacimiento! Parte 1

Cuando nos enteramos que una nueva personita viene en camino, la alegría estalla y se apodera de nosotros. Generalmente, esta noticia es compartida con amigos y familiares, los cuales suelen manifestarse tan contentos como nosotros mismos. No obstante, a medida que se hace más inminente el nacimiento, los detalles que dejamos “para lo último”, suelen venirse encima de nuestras pobres humanidades, oprimiéndonos el pecho.

Para evitar esta terrible hecatombe a la cual nos vemos sometidos, es que hoy vamos a organizar la lista de esas cosas que, ni bien recibimos la noticia de embarazo parecen menores, pero que al cabo de unos meses, se vuelven desesperantes.

La ropa del bebé

Para el nacimiento, es muy probable que contemos con el ajuar. El mismo, a su vez, sin lugar a dudas fue preparado con el tiempo y la dedicación suficiente, ya que el mismo entusiasmo de saber que el parto se avecina,  desencadena una serie de compras frenéticas.

Pero, ahora bien… salimos de la sala de parto, ¡y solamente contamos con una muda de ropa auxiliar! Para evitar tropezar con esta circunstancia negativa, se sugiere visitar casas de ropa para bebés especializadas y con años de trayectoria, a fin de que ellas mismas nos asesoren en cuanto a las prendas que debemos adquirir, precios y calidad de las mismas.

Por ejemplo, las canastillas para los recién nacidos, suelen ser una propuesta bastante buena al momento de recibir al niño.

Además, se deben tener presentes las mantillas y los abrigos para retirarse del centro de salud, así como la silla de seguridad para el auto. Muchos  nosocomios, prohíben que los padres se retiren sin ella.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *