Se muerde las uñas

Hay muchos niños que adquieren el habito de morderse la uñas.

Co el tiempo, este habito pasa, pero hay casos que duran mucho tiempo, incluso cuando llegan a la edad adulta.

Estos son síntomas de ansiedad, estrés, tensión, a causa de algún acontecimiento que le haya podido producir esto.

Estos acontecimientos pueden ser: la llegada de un hermanito, cambio de cuarto, cambio de alimentación, o cualquier otro acontecimiento.

Nunca hay que ridiculizar, llamarles la atención, retarlos o amenazarlos porque se muerda las uñas, ya que esto puede aumentar su ansiedad, y reforzar este mal habito.

Intenta levantarle la autoestima, con felicitaciones y animarle a quitar ese hábito.

Investiga la raíz de su preocupación, ansiedad, etc., ya que solucionado lo que le rodea por la mente, hará que el niño no sienta la necesidad de comerse las uñas.

Cuando hay momentos de tensión, aburrimiento o fatiga, el niño acostumbra a pasar el tiempo a su habito, algo que debemos llamarle su atención con otras cosas en este espacio de tiempo, para que se olvide de sus uñas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *