¿Se pueden cruzar las piernas en el embarazo?

¿Se pueden cruzar las piernas en el embarazo?

Es cierto que muchas mujeres adoptan la postura de cruzar las piernas siempre que están sentadas. Según los datos y en algunas campañas publicitarias se ha descrito que esta postura es perjudicial para la circulación. Si bien recordamos, pasar mucho rato en esta postura puede al final dejar el pie o la pierna dormida. Otras de las cuestiones son si se pueden cruzar las piernas en el embarazo y para ello vamos a debatir si trae consecuencias esta postura para la madre o el bebé.

Son muchas las preguntas y se abre un gran debate que concierne sobre qué cosas puede o no puede hacer una mujer embarazada. Respecto a la alimentación es una de las claves y dónde no se confía al cien por cien sobre lo que se introduce dentro del cuerpo. Merece la pena escuchar algunas de las advertencias dónde muchas de ellas pasarán desapercibidas o dónde existirán dichas dudas.

¿Se pueden cruzar las piernas en el embarazo?

Conocemos los pormenores de cruzar las piernas. Abarcan desde una lista innumerable de consecuencias que van todas relacionadas con la presión sanguínea. Puede causar a la larga daños en los nervios o varices, aunque hay que examinar más a fondo para observar qué hay de cierto en todas estas teorías.

Lo que sí es cierto es que permanecer durante mucho tiempo en esta posición puede causar una parálisis del nervio peroneo, lo que puede provocar que no puedas levantar la parte delantera del pie, ni de los dedos. Si esto ocurre cuando no estás embarazada, imagina cómo sería adoptar esta postura cuando ya mantienes una barriga prominente.

Se pueden cruzar las piernas durante el embarazo, pero sin duda, el propio volumen y la posición de las caderas no te dejarán lugar a dudas de que la postura más relajada es tener las piernas sin cruzar y algo abiertas.

¿Se pueden cruzar las piernas en el embarazo?

¿Cruzar las piernas perjudica al bebé?

No sucede nada por tener las piernas cruzadas. El bebé está totalmente protegido dentro del útero gracias al líquido amniótico, el cérvix uterino y el tapón mucoso. Estos elementos le protegen de muchos imprevistos y el hecho de tener las piernas cruzadas no es lo suficientemente fuerte para dañar o molestar al bebé.

Se ha dicho también que se puede cortar la respiración del bebé, algo que es totalmente absurdo, ya que a los bebés no les entra aire desde el exterior y solo se les administra a través de la bolsa amniótica por el cordón umbilical, dentro de un espacio cerrado.

Otro de los mitos es que si se permanece durante mucho tiempo con las piernas cruzadas el cordón umbilical podría con el tiempo enredarse alrededor del cuello del bebé. Este hecho suele ocurrir con frecuencia, pero nunca se ha relacionado ninguna acción con este dato en concreto.

¿Se pueden cruzar las piernas en el embarazo?

Cruzar las piernas puede hacer daño a la madre

Ya hemos detallado que cruzar las piernas al sentarse no perjudica para nada al bebé. Pero esta posición es poco recomendable ya que mantener esta posición durante mucho tiempo puede dificultar la circulación sanguínea de las piernas.

Ya de por sí, el aumento o volumen de sangre en una embarazada, el peso del bebé y la acumulación de los líquidos es un malestar bastante frecuente. Si la mujer tiende a cruzar las piernas puede todavía intensificar mucho más el problema. Los vasos sanguíneos en esta posición quedan presionados dificultando mucho la circulación.

Si continúa la dificultad en la circulación sanguínea, puede crear problemas asociados, entre ellos las varices. Durante el embarazo ya pueden ser un problema durante la gestación y la acumulación de líquidos, pero si no tomamos medidas, como la de cruzar las piernas, puede que empeoren mucho más. Las varices pueden llegar a a ser muy antiestéticas, ser molestas y crear picores y sensación de ardor.

La obstrucción sanguínea viene asociada a otros problemas de salud y que pueden aparecer, como adormecimiento, hormigueros, entumecimiento de las piernas, sensación de pesadez, dolor de espalda y sensación de piernas cansadas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.