Se relaciona deficiencia de vitamina D en el embarazo con riesgo de esclerosis múltiple en los hijos

Vitamina D embarazo

“Se ha identificado la deficiencia de vitamina D durante el embarazo, como factor de riesgo en el desarrollo de esclerosis múltiple de los hijos”; lo afirma una investigación recién publicada en JAMA Neurology, que ha sido realizada por profesionales de los departamento de Nutrición y Epidemiología de Harvard (Estados Unidos), la división clínica de Neurociencias en el Hospital Universitario de Turku (Finlandia), y el Instituto Nacional de Salud y Bienestar finlandés.

La vitamina D en su forma sintetizada en el cuerpo humano, recibe el nombre de colecalciferol, y nos llega sobre todo gracias a la luz ultravioleta del sol; es un nutriente esencial, del que una gran parte de la población (residente en diversos países) está consumiendo cantidades inferiores a las recomendadas; de hecho esta deficiencia tiende a aumentar. Las causas son varias: cremas de protección solar (que no dejan pasar la radiación y tampoco la luz), un pigmento más oscuro en la piel, cubrirse casi por completo por ropa (debido a motivos culturales), o vivir en latitud norte superior a 40 grados. Se reconocen las personas institucionalizadas, los afroamericanos, las personas con obesidad, los mayores y los bebés, como los grupos de población más vulnerables.

El riesgo de esclerosis múltiple al llegar a adultos, llega a ser (según el trabajo) un 90 por ciento más en hijos de madres con deficiencia de esta vitamina, en comparación con aquellos cuyas madres no habían presentado carencia. Por otra parte, los afectados pueden llegar a experimentar alivio de la sintomalogía al ingerir suplementos. “Vitamin D Status During Pregnancy and Risk of Multiple Sclerosis in Offspring of Women in the Finnish Maternity Cohort”, explora la relación entre niveles sanguíneos de vitamina D al principio del embarazo y el riesgo mencionado; la directora de la investigación es Kassandra L. Munger.

Algunos de sus beneficios en el organismo son: mantenimiento del sistema músculo-esquelético, desarrollo normal de la dentadura, buena absorción del calcio / fósforo, mejor funcionamiento del sistema inmunitario,…

Se sabe que la deficiencia de este nutriente, también afecta a la absorción de calcio, que puede derivar en pérdidas óseas (a veces importantes) en la madurez. Asímismo es causa de raquitismo y osteoporosis. Ya hemos comentado que su principal fuente es la luz solar, aunque también está presente de forma natural algunos pescados como el salmón, sardinas, caballa; en huevos y lácteos, así como en productos enriquecidos.

La leche materna es pobre en vitamina D, motivo por el cual se aconseja exponer diariamente a los bebés a la luz del sol mediante un paseo, y siempre teniendo en cuenta las medidas de seguridad que protegen de la radiación. Podemos aportar, que – según la Organización Mundial de la Salud – la carencia de vitamina D también se asocia a más riesgo de preeclampsia u otras afecciones. El mismo documento, indica que “la administración de suplementos de vitamina D durante el embarazo aumenta sus reservas”, lo cual no quiere decir que estas hayan demostrado eficacia en la evitación del riesgo de los problemas derivados.

Un documento de la oficina estatal de suplementos dietéticos en Estados Unidos, indica las cantidades diarias recomendadas según grupos de edad, abajo tenéis la imagen correspondiente. Sin embargo, nos gustaría que esto fuera meramente informativo, porque es realmente el ginecólogo (en caso de embarazadas) o el pediatra (en caso de los bebés / niños) el que te debe indicar las cantidades más seguras.

Vitamina D embarazo3


Categorías

Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *