Secretos para fomentar la independencia en tus hijos

La independencia es fundamental para el desarrollo de cualquier persona, sobre todo en infancia. El niño necesitan aprender de las cosas por sí mismos de manera autónoma, para conseguirlo necesitarán la guía y el apoyo de sus padres. ¿Qué pueden hacer los padres para asegurarse que sus hijos aprendan a hacer las cosas por sí mismos después de haberles otorgado la enseñanza necesaria? Es importante saber que los niños van creciendo como personas seguras y autosuficientes.

Los niños aprenden a ser más independientes y responsables a través de diferentes experiencias y situaciones. Jugar en un parque público o caminar pequeñas distancias solo con 6 años (bajo la supervisión de los padres). De todos modos, este tipo de acciones no son las únicas que pueden ayudar a un niño a ser más independiente. Si tienes a un hijo en edad escolar estas son las formas en las que puedes fomentar su confianza e independencia. Aprenderá a que es capaz de hacer las cosas por sí mismo y esto, le hará tener una autoestima mucho más saludable.

Responsable en tareas domésticas

Dependiendo de la edad de los niños deberás saber qué tareas puedes confiarle para que sea capaz de llevar a cabo. Puede barrer el suelo e incluso lavar los platos dependiendo de la edad que tenga. Incluso los niños más pequeños pueden poner la mesa y recoger sus dormitorios.

Las tareas pueden dar a los niños un buen sentido de responsabilidad y pertenencia que les ayudará a desarrollarse personalmente. Además también aumentará su confianza al ver que su trabajo es una contribución valiosa para la familia.

Ayudar a cuidar a hermanos pequeños

¡Ojo! Esto solo podrá realizarse cuando los hermanos mayores no tengan celos de los pequeños y sobre todo, cuando los padres estén cerca dentro de la misma vivienda. Una vez dicho esto, seguimos. Cuidar a los niños más pequeños es una de las mejores maneras de enseñar a los niños a ser responsables y maduros.

Cada familia puede decidir qué significa “cuidado de niños” para un niño en edad escolar: una familia puede querer que su hijo de 9 años esté a cargo de leer o jugar con un hermano menor mientras que un adulto está cerca, mientras que otra familia podría decidir que está bien dejar a un niño de 10 años con un hermano de 7 años mientras el padre sale de casa unos minutos a tirar la basura. Independientemente de los detalles, la conclusión es que confiar en un niño mayor para que cuide de sus hermanos pequeños es una excelente manera de enseñar a los niños no solo a ser independientes, sino también a ser más responsables.

Pasar más tiempo en fiestas sin sus padres

A medida que los niños crecen, pasan más tiempo fuera de casa haciendo cosas por su cuenta. Los niños en edad escolar serán invitados a más fiestas de cumpleaños donde los padres no se quedan. Ellos irán a las casas de sus amigos para jugar solos con la supervisión de los padres menos cercana, y decidirán cada vez más a qué juegos jugarán y resolverán cualquier conflicto ellos mismos.

Si tu hijo está listo para pasar tiempo con otras personas, haz arreglos para que sea así y pase tiempo jugando en casa de sus primos, en actividades extra escolares sin la supervisión de los padres, etc. Puedes decirle que la experiencia de ir a casa de sus amigos puede ser divertida, pero si no quiere o no está preparado no le fuerces a hacerlo. Además, es importante también que si pasa tiempo en casa de otros, después te cuente todo lo ocurrido para saber que ha estado en un entorno seguro y confiable.

Mantén un registro de tareas

Una cosa es organizar al tarea y hacer que adquiera el hábito y otra es llevarle tú toda la organización de sus estudios. No debes organizar la agenda de tu hijo, debe aprender a hacerlo por sí mismo. Aunque al principio le marques algunas pautas para que aprenda a hacerlo, no caigas en el error de que cree dependencia en que le hagas tú todo o se pierda en el camino.

Puedes llevar un registro del trabajo escolar de tu hijo por tu cuenta para saber qué debe hacer y recordarle si lleva las cosas al día, pero NO para organizarle tú su agenda. Enseña las pautas de organización temporal y después permite que tu hijo comience a aprender a hacerlo por sí mismo.

Es necesario establecer buenos hábitos de trabajo temprano para que tu hijo aprenda a manejar sus propias responsabilidades de manera independiente a medida que crece, y no confíe en que sus padres le digan constantemente qué tarea escolar debe hacer y cuándo.

Pensador independiente

Haz que tu hijo adquiera el hábito de pensar las cosas por sí mismo y que sea capaz de tener su propia opinión de las cosas. Desde las noticias, hasta las cosas que suceden de forma cercana a vosotros. Anima a tu hijo a que piense las cosas teniendo en cuenta su propio criterio, ayúdale a organizar sus pensamientos o a encontrar la lógica a las cosas si le cuesta hacerlo por sí mismo.

Cuando no estés de acuerdo con algo, es una oportunidad para que los niños aprendan a debatir y expresar sus opinión con respeto, mientras aprenden a ver los aspectos positivos de las opiniones de otras personas.

Encuentra maneras de entretenerse

Es importante que los niños sepan que no todos los momentos de sus vidas tienen que estar llenos de actividades programadas. Los niños necesitan aprender a encontrar cosas que les interesen y tener la oportunidad de dedicar tiempo a las cosas que les gustan. También deben tener tiempo para aburrirse.

Los padres pueden animar a los niños a ser más independientes haciendo cosas como organizar un tiempo para leer uno al lado del otro (lo que también es una excelente manera de hacer que los niños lean más solos) o hacer que los niños trabajen en su propia actividad o simplemente jueguen ellos mismos mientras terminas de hacer la cena. Cuando los padres les muestran a los niños que tienen sus propios intereses, como hacer yoga, salir a caminar con amigos, ejercitarse, tejer o ponerse al día con el trabajo, dejan en claro que los padres, como los niños, tienen sus propias necesidades e intereses independientes. Y sobre todo, que está bien que los padres y los niños hagan cosas aparte unos de otros.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Aprendizaje, Desarrollo

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.