Segundo trimestre de embarazo: lo disfrutarás a pesar de las molestias

Segundo trimestre de embarazo: lo disfrutarás a pesar de las molestias

Si en el primer trimestre de embarazo las molestias más frecuentes eran náuseas, mareos o hinchazón, pasada la semana 12 puede que experimentes otros cambios en tu cuerpo que también son naturales en una mujer gestante; a los que en ocasiones sólo deberás acostumbrarte, o quizás intentar remediar, en función de su intensidad. Las hormonas siguen en plena actividad, y son en parte causantes, aunque el aumento del volumen de tu cuerpo y el crecimiento del útero también influyen.

Se dice que a partir del segundo trimestre de embarazo las mujeres disfrutan mucho más del embarazo, ya que los miedos iniciales, la incertidumbre por el buen estado del bebé, y las náuseas / vómitos, han desaparecido. Es verdad que físicamente te puedes encontrar mejor, porque mentalmente estarás más relajada, lo único que tienes que hacer es convencerte de que los cambios que vas a experimentar son completamente normales; y cuando creas que no lo son, estás en tu derecho de consultar a tu matrona o ginecólogo.

Por ejemplo es frecuente sentir dolores / molestias en el abdomen, especialmente alrededor de la ingle o en la pelvis; y también en la parte baja de la espalda o en las rodillas; se debe a la acción de la relaxina. Esta hormona ayuda a la movilidad de las articulaciones implicadas en el trabajo de parto, y también afecta a los ligamentos de la zona lumbar. Como consecuencia, la embarazada tiene menos estabilidad y puede sufrir estiramientos o contracturas en músculos. Los dolores se controlan descansando, o aplicando calor, y si te preocupan o piensas que son anómalos puedes pedir la opinión de un profesional.

Otras molestias del segundo trimestre de embarazo

Encías y nariz que sangran

Las mucosas pueden estar inflamadas debido a que venas y capilares están muy activos, por el efecto del estrógeno y progesterona (nuevamente las hormonas); eso también puede ocasionar congestión. Un ligero sangrado de encías al cepillar los dientes se puede considerar normal, pero si es excesivo debes consultar al médico. En cuanto a la nariz, puedes taponar presionando con dedo pulgar e índice por debajo del puente nasal.

Secreciones, hemorroides y más

El flujo vaginal cambia y adquiere un color blanquecino (a veces transparente) que no huele, es la leucorrea y suele ser abundante; su función es la de prevenir infecciones. Si aprecias sangre, consulta al ginecólogo. Si estás en tu segundo trimestre quizás hayas percibido que ya no sientes la necesidad de orinar con frecuencia, aunque probablemente vuelva a ser así en el tercer trimestre, ya hablaremos sobre ello otro día.

Como ya sabes el sexo durante en el embarazo no está contraindicado, aunque notarás que el deseo sexual es cambiante, como lo son tantas cosas en este periodo

La presión sobre el ano puede provocar la aparición de hemorroides que al crecer resultarán muy molestas; al estar de pie podrían empeorar. Se aconseja descanso y evitar el estreñimiento (con alimentación muy rica en fibra) para prevenirlas, y sobre todo para no empeorarlas.

Molestias segundo trimestre

Cambios en la piel

Aparecen estrías, se manifiesta el acné… es una situación pasajera, como ya sabes. Las estrías aparecen hacia la mitad del embarazo y son ocasionadas por el estiramiento de la piel. Se aconseja una alimentación equilibrada y beber mucho líquido. También verás varices en las piernas, para evitarlas evita pasar mucho tiempo de pie y tonificar las extremidades inferiores con agua fría, también mantener un buen nivel de ejercicio físico.

Y respecto al acné, mantén la piel siempre limpia

Calambres, sensación de hormigueo

Como ya sabrás, un calambre es una contracción involuntaria de los músculos, en este caso son unas hormonas que actúan sobre las paredes de vasos sanguíneos, las que causan un estancamiento de líquido y en consecuencia los calambres. Puedes realizar estiramientos musculares de baja intensidad, pero si los calambres te molestan mucho o sospechas que no son normales, no dudes en preguntar al médico.

La sensación de hormigueo es causada por tejidos inflamados, y afectan sobre todo a manos y pies, o el área del abdomen.

No me olvido de una posible taquicardia (debida quizás al incremento de flujo sanguíneo), y a los problemas para conciliar el sueño, del que hablaremos en otra ocasión. Todas estas son las molestias más frecuentes en el segundo trimestre del embarazo, aunque lo mejor es no obsesionarte porque hay mujeres que apenas las notan, y además son más llevaderas si entiendes que forman parte del proceso. Cuidarse, descansar, alimentarse equilibradamente y realizar actividad física, son acciones cotidianas que debes emprender por el bebé, por ti misma, y para prevenir alguno de los inconvenientes asociados a esta etapa.


Categorías

Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *