Seguridad en el hogar para el bebé que gatea

Bebé gateando

En cuanto el bebé comienza a gatear se pone a su disposición un nuevo mundo, amplio y totalmente llamativo. A partir de ese momento el bebé querrá explorar cada rincón de su nuevo espacio, lo que puede preocupar mucho a los padres por cuestiones de seguridad. Lo más recomendable es preparar el hogar para la seguridad del bebé antes de que comience a gatear.

Pero ¿Cómo podemos saber que el bebé pronto estará preparado para gatear?. Es muy fácil, cuando comience a sentarse ten seguro que en cualquier momento podrá decidirse a dar el gran paso y empezar a explorar cada rincón de su alrededor.

Cómo saber dónde está el peligro

Un truco para averiguar qué podría llamarle la atención es gatear tú misma, a ser posible a la misma altura que él lo haría. Observa todo lo que hay a su alcance y localiza todo lo que suponga un peligro para él, incluído aquello que podría alcanzar si intentara ponerse en pie, que será su siguiente paso tras el gateo.

No todos los bebés gatean igual

No está de más darle un repaso a la seguridad de casa cuando veas cómo gatea tu bebé. No todos se lanzan igual, algunos lo hacen en estilo comando (como un soldado impulsándose con los antebrazos), otros lo hacen hacia atrás e incluso los hay que se desplazan sentados. Sea como sea, ponte a su altura y dale un repaso a todo.

¿Qué pasa si mi bebé no gatea?

No pasa nada, el hecho de que un bebé no gatee no significa que tenga algún problema o que vaya a tenerlo en el futuro, sencillamente ha decidido saltarte ese paso y lanzarse directamente a caminar ¡Todo un valiente!.

Más información – ¿Mi hijo tiene un retraso en el desarrollo?

Foto – Diario La tercera


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *