Seguridad en el hogar

A los niños, siempre les invade la curiosidad, van de un lado a otro de la casa, investigando, curioseando todo aquello que no conocen, por supuesto, todo esto es un peligro que ellos no conocen y que podría muchas veces quedar en un gran susto.

La curiosidad de un niño, es inevitable, para ello, lo único que podemos hacer, es aumentar la seguridad para ellos, tomar medidas hacia aquellos accidentes que pudieran ocurrir. En el mercado, hay muchos utensilios que aunque parezcan sin importancia, previenen muchos accidentes.

No con ello, pensemos que podemos dejar libremente al niño que juguetee por la casa sin preocupación por nuestra parte, siempre hay que estar vigilando, estos artilugios, solamente protegen en cierto modo, ya que es imposible estar todo el tiempo sin quitarles la mirada.

Caídas, cortes, intoxicaciones, quemaduras… son los accidentes más frecuentes en los niños, según las estadísticas, estos ocurren el 90 % en el hogar y el 70%, son niños menores de 5 años, los cuales, podrían ser prevenidos con información y productos.

Ventanas, escaleras y balcones, son todo un riesgo para los pequeños, para ello, las mallas metálicas, suponen un seguro de vida, estas se han vuelto muy populares en el mercado.

Cuando el bebé comienza a caminar, es otro de los grandes peligros, pues sus caídas son constantes, para evitar golpes en los bordes de las mesas o muebles, existen los bordes de goma o espuma acolchada para evitar que el golpe sea menor.

Los manteles largos, se han de evitar, pues son una gran tentación para los niños, así se evita que lo que haya en la mesa, al tirar, le caiga encima.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *