Seguridad en los parques infantiles

Seguridad en los parques infantiles

Los parques son lugares ideales para los niños: pueden jugar, relacionarse con otros, aprender cosas nuevas, desarrollar su imaginación y sus habilidad motrices, etc. Pero, ¿es seguro el parque al que vas con tu hijo? ¿Cumple con la normativa vigente de seguridad?

Espera un momento… ¿existe alguna normativa de seguridad para los parques infantiles? 

Al menos en España no hay ninguna normativa que obligue a que los parques infantiles a cumplir con una serie de exigencias. Lo que hay es una normativa europea que ni siquiera es de obligado cumplimiento. Esta normativa europea (UN 1176 y 1177)  establece una larga serie de exigencias para las zonas de juego infantil.

Urbadep, empresa especializa en mobiliario urbano (incluyendo parques infantiles) propone diez claves para evaluar la seguridad en los parques infantiles.

Decálogo de seguridad en parques infantiles, según Urbadep

#1 – Los materiales utilizados para la fabricación de todas las estructuras no deben ser tóxicos ni conductores de electricidad, ni desprender astillas que puedan causar daños. Tienen que ser seguros y resistentes, con sujeciones firmes y estables, evitando salientes y aristas en su estructura, especialmente en los puntos de unión y soldaduras.

#2 – Su diseño tiene que adaptarse a usuarios con dificultades de movilidad. Hay que evitar escalones o pavimentos inapropiados para sillas de ruedas o estructuras sin propuestas de juego adecuadas a estos niños con necesidades especiales. Además, las inquietudes y necesidades varían según la edad del usuario, así que la altura de cada tipo de juego, por ejemplo, debe tener en cuenta la edad de los niños.

#3 – Hay que utilizar pavimentos que amortigüen golpes y evitar el hormigón o superficies duras. Se aconseja que el suelo sea de caucho, tanto en losetas como caucho continuo. El espesor variará en función de la altura de caída de los juegos instalados.

#4 – Hay que tener en cuenta las distancias de seguridad que tienen los juegos para evitar posibles colisiones o choques entre los usuarios de los parques infantiles.

#5 – La conservación y limpieza tiene que ser adecuada para mantenerlo en las mejores condiciones de uso. A ello contribuyen decisivamente el uso de materiales de alta calidad en su fabricación, que aportan resistencia frente al vandalismo y la climatología adversa.

#6 – El mantenimiento de los parques infantiles es un punto muy importante. Deben realizarse inspecciones periódicas de mantenimiento preventivo, así como la inmediata reparación o retirada de equipos que generen riesgos.

#7 – Hay que tener en cuenta el papel de los mayores en los parques infantiles para que los niños conozcan y lleven a cabo un buen uso y estén bajo vigilancia. Para ello, los mayores tienen que tener una zona con mobiliario urbano: bancos, papeleras, mesas, fuentes, etc.

#8 – La señalización del parque infantil debe indicar con claridad la edad de uso de los juegos instalados, así como dónde acudir o a qué número llamar en el caso de detectar desperfectos o situaciones peligrosas.

#9 – El diseño innovador y colorido fomentan la actividad y promueven el entretenimiento y el desarrollo de las capacidades de los niños. Una zona lúdica debe ser atractiva para los más pequeños.

#10 – La situación del parque y su debida delimitación son también importantes. Es muy importante que el parque se encuentre alejado del tráfico rodado y que el perímetro se encuentre bien delimitado, mediante vallas homologadas y certificadas para parques infantiles.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *