1ª semana de embarazo

Este es el primer post de nuestro especial “Embarazo semana a semana”: queremos que nos acompañes en esta aventura que te mostrará la maravilla de la gestación humana, y concluirá con el nacimiento del bebé. Pero empezamos desde antes de la concepción, porque – como ya sabéis – consideramos el primer día de la menstruación como el inicio del embarazo (aunque en las dos primeras semanas: menstruación y ovulación, no hay aún embarazo); y referencia para calcular la Fecha Probable de Parto.

El primer día de sangrado menstrual se considera el primer día del ciclo menstrual de la mujer, este ciclo tiene una duración aproximada de 28 días, aunque se consideran normales los ciclos que tienen una duración de entre 24 y 35 días. Cuando la mujer es regular es posible calcular con ciertas garantías el momento de la ovulación, pero en la mayoría de los casos esto es muy difícil. Calcular la fecha de la ovulación o fecundación es prácticamente imposible, por ello se considera el primer día de la última menstruación como el primer día de embarazo, aun sabiendo que, seguramente, las dos primeras semanas no estás embarazada.

A partir de este primer día de la última menstruación se inicia todo un ciclo de cambios físicos, hormonales y psicológicos encaminados a conseguir un embarazo y un feliz término de éste. El sangrado menstrual se produce por la descamación, desprendimiento y expulsión de los restos que se habían preparado en el útero para recibir al fruto de la fecundación y que, finalmente, al no haber fecundación, no tienen utilidad, así que es necesario “limpiar” el interior del útero y empezar de nuevo a preparar su cavidad para poder albergar un embrión.

Si nuestra intención es buscar el embarazo, deberíamos empezar a prepararnos. Es importante tomar un suplemento vitamínico a base de ácido fólico (lo ideal es tomarlo durante tres meses antes del embarazo). También es importante nuestro estilo de vida y alimentación; no tomes alcohol, tabaco, ni drogas. Toma una alimentación variada y equilibrada y haz ejercicio moderado. Si tomas anticonceptivos es importante que dejes de tomarlos y esperes hasta tener una menstruación normal (depende de las mujeres una o dos menstruaciones) antes de plantearte el embarazo.

Es muy útil concertar una visita a tu médico y a tu matrona, una consulta preconcepcional será muy importante, en ella te realizarán una citología y unos análisis para conocer el estado en que te encuentras y las posibles enfermedades infecciosas que pudieras haber pasado. Si tomas alguna medicación esta revisión es aún mas importante, puede que algunas de esas medicinas no sean compatibles con el embarazo y haya que sustituirlas por otras, además es el momento de realizar las pruebas que mas adelante, ya embarazada, no es posible realizar.

Y ahora, recuerda que la próxima semana regresaremos con una nueva entrega.

Imagen — Robert McDon.


2 comentarios

  1.   Mamá en breve dijo

    Qué bien encontrar toda esta información. Sobre todo porque surgen muchas dudas semana a semana, ¡gracias!

    1.    Nati Garcia dijo

      Muchas gracias a ti. Me alegro que te haya gustado y espero que sea de utilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *