Semana 12 de embarazo

12 semana embarazo

Coincide con la semana 10 de desarrollo del embrión. Está empezando el periodo embrionario, ya se han formado todos los órganos y sistemas del embrión. A partir de ahora todos esos órganos se irán desarrollando y madurando para empezar a funcionar correctamente. Aunque en este nuevo periodo se producen muy pocas malformaciones en el bebé no debemos bajar la guardia, es importante mantener todas las recomendaciones sobre alimentación, medicación o consumo de tóxicos, que nos indicaron al principio del embarazo.

Semana 12 de embarazo ¿Cómo es el bebé?

Mide unos 6 centímetros, desde la cabeza hasta el culete. El aspecto del bebé es totalmente humano. Aunque las medidas todavía no se han normalizado, por ejemplo, la cabeza mide, prácticamente, la mitad de la longitud del feto. A partir de ahora el desarrollo de la cabeza se vuelve mas lento en comparación con el resto del cuerpo.

La piel del bebé es muy fina y deja ver los vasos sanguíneos que hay debajo, los músculos están formados, pero necesitarán un poco de ejercicio, así que el bebé ya se mueve para ganar masa muscular, entre otras cosas… En la cara, los ojos, que se han formado en los laterales de la cabeza ya están ocupando su lugar, aunque los párpados siguen fusionados para protegerlos. Sin embargo, las orejas aún son primitivas y no ocupan todavía su lugar definitivo.

Aunque parezca mentira el riñón del bebé ya empieza a formar orina y nuestro niño comienza a orinar. Los genitales externos ya están formados y se puede distinguir el sexo del bebé, aunque no es nada fácil. A estas alturas la placenta segrega la suficiente cantidad de progesterona como mantener el embarazo.
Los pulmones siguen en formación, en los que se siguen madurando los bronquiolos.

¿Qué nota la madre en la semana 12 de embarazo?

Generalmente las nauseas van disminuyendo de intensidad a partir de esta semana. Empieza un periodo de cierta tranquilidad, incluso a veces nos asusta encontrarnos tan bien después de un periodo con tanto malestar.

Lo normal es que todavía no tengas barriguita, aunque empezarás a no soportar la cinturilla de tu pantalón.
Puedes notar sensación de pinchazos en la zona baja del vientre e hinchazón. Esto se debe al crecimiento del útero, suelen ser molestias provocadas por la distensión de los ligamentos que lo sujetan. Salvo que notes dolor intenso que no cede o sangrado, seguramente estaremos ante una situación totalmente normal.

Controles que te realizarán.

Es el momento de realizar la primera ecografía importante, la que se realiza en la semana 12 de embarazo. En ella el especialista medirá nuestro bebé para saber si el tiempo de gestación es el que pensamos o si, realmente, estamos de mas o menos tiempo. También se confirma el número de bebés, a veces la sorpresa es importante cuando nos dicen: ¡vienen dos! Además medirán ciertas zonas del bebé, como el pliegue nucal y la existencia de hueso nasal, que nos orientan sobre la posible existencia de alteraciones cromosómicas en el bebé.

Uno de los controles mas importantes en esta fecha es la realización del tiple screening. Nos realizarán una extracción de sangre para determinar los valores de dos hormonas (PAPPA y Beta-HCG), estos valores, junto con la medida del pliegue nucal y nuestra edad nos darán el riesgo estadístico de que el bebé sea portador de Síndrome de Down o de Edwards. También es posible la realización del test de detección de ADN fetal en sangre materna, mas seguro que el anterior.

Aunque ya se puede visualizar el sexo del bebé, pocos especialistas se aventuran a confirmarlo, el bebé es aún pequeño y la posibilidad de equivocarse, salvo excepciones, es alta. Seguramente tendrás una cita con tu obstetra, para valorar todos los resultados. También es importante acudir a las charlas de primer trimestre, si no lo has hecho ya, que imparte la matrona en el Centro de Salud.

Y a partir de ahora ¡a disfrutar del segundo trimestre!

Imagen — JerryLai0208


Escribe un comentario