16ª semana de embarazo

Semana-16-embarazo

Estamos ya de lleno en el periodo fetal. Todos los órganos y estructuras de nuestro bebé van a ir creciendo y madurando hasta el final del embarazo. Quizás no se te note el embarazo.

Como es mi bebé

En esta etapa ya existen movimientos coordinados en sus piernas, aunque no de los brazos.

El esqueleto de nuestro bebé inicia un proceso denominado osificación. Este proceso consiste en la formación real del hueso. Hasta este momento el bebé tiene un esqueleto formado por cartílago y por una serie de procesos esas células se convierten en la estructura típica del hueso. Es un momento en el que el bebé empieza a captar una gran cantidad de calcio, para endurecer sus huesos.

El bebé mueve sus ojos. Comienzan los movimientos oculares lentos. También se produce la colocación definitiva de los ojos y las orejas.

En las niñas se terminan de diferenciar los ovarios. En la semana 16 nos encontramos en el ovario células que serán los futuros óvulos y que en este momento están en pleno proceso de formación. Es curioso saber que las mujeres nacemos con la dotación de ovocitos, de los que saldrán los óvulos en cada menstruación, de toda nuestra vida fértil.

En el caso de los niños el testículo se ha diferenciado mucho antes, pero no comenzará a producir espermatozoides hasta la pubertad y lo hará durante toda la vida a partir de ese momento.

En el periodo fetal nos encontramos con cuatro etapas de crecimiento según sea la ganancia de peso del bebé. En la semana 16 comienza la etapa de crecimiento acelerado, en la que nuestro bebé ganará unos 85 g/semana.

La placenta ya trabaja a pleno rendimiento, produciendo las hormonas necesarias para el desarrollo de nuestro bebé y el mantenimiento del embarazo.

Síntomas

 

Normalmente las náuseas ya han desaparecido y se inicia un periodo tranquilo en ese sentido. Suelen persistir la sensación de plenitud después de comer, así como el estreñimiento. Seguramente las molestias en el bajo vientre prácticamente han desaparecido.

Seguirás durmiendo de una forma algo peculiar. No duermes mal, duermes como una embarazada. Tres o cuatro horas al principio de la noche y después de levantarte varias veces al baño duermes sueños cortitos…

Por lo general comenzamos a sentirnos bien y ya no estamos preocupadas por ello, empezamos a disfrutar del embarazo.

Aunque se mueve mucho es pronto para notar los movimientos del bebé. Seguramente te dirán que tienes que notarlos ya, no hagas caso, el bebé mide unos 12 cm y pesa 80-90 gr. Demasiado pequeño para que notes nada.

Pruebas

En este momento ya tendremos el resultado definitivo del triple screening y del test de ADN fetal si es que nos lo han realizado. Ya conocemos el posible riesgo de que el bebé tenga una alteración cromosómica. Es el momento de realizar la amniocentesis si fuese necesaria.

Amniocentesis

Se trata de una prueba invasiva.

Se realiza para extraer una pequeña cantidad de líquido amniótico. Después, en este líquido se aíslan las células fetales y se analiza su ADN. Se hace el cariotipo del bebé y se descartan alteraciones cromosómicas. También nos dirán el sexo del bebé.

Antes de realizarla nos harán una ecografía para localizar la placenta. El bebé y el cordón umbilical. La prueba se realiza con control ecográfico continuo.

Nos realizan una punción en el abdomen hasta llegar a la bolsa amniótica, es importante estar muy quieta.

Aunque los resultados definitivos tardan un par de semanas, en 48 o 72 horas tendremos una aproximación al resultado definitivo.

Que descarta: alteraciones en el número y forma de los cromosomas.

Es importante tener reposo dos o tres días después de realizar la prueba.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *