23ª semana de embarazo

mujer mebarazada haciendo corazón

Hoy damos paso a la semana 23 de embarazo, en la que el bebé puede estar pesando algo más de 500 gramos, y medirá aproximadamente 28 centrímetros, ¡cómo ha crecido! ¿verdad? Es posible que la mamá sufra algunas de las molestias típicas del segundo trimestre, aunque cuando quiera darse cuenta, habrá atravesado la barrera del 3º. Los cambios que experimenta esa pequeña criatura siguen produciéndose, y si lo pudieras ver te asombrarías porque tiene unas medidas muy proporcionadas 🙂 .

Y el cuerpo de la madre también se va transformando poco a poco, ya no es esa mujer radiante con un embarazo de pocas semanas que la hace sentir muy bien, pero apenas se nota; ahora sigue igual de feliz, aunque el vientre se ha redondeado y abultado (y lo que falta), curiosamente la visibilidad externa del embarazo hace sentir a muchas mamás poderosas y seguras de sí mismas, con capacidad de gestar… es verdad que también existen unos pequeños inconvenientes, como que tendrás que ir aflojando el cinturón ajustable de los pantalones pre mamá.

Si en la semana 22 destacábamos que el rostro ya está formado, ahora podemos añadir que la piel del bebé ha comenzado a adquirir pigmentación (no así el iris); y esa misma piel (aún arrugada) tenderá a mostrarse más lisa en las próximas semanas, coincidiendo con un mayor crecimiento en las dimensiones del bebé y los depósitos de grasa.

Cambios en la madre

Como contaba Nati en la semana anterior del embarazo, la mamá tiene por delante un tiempo de relax en cuanto a pruebas se refiere. Es momento de disfrutar del embarazo, como venía haciendo, y de descansar todo lo posible. Recomendamos que si tienes otros hijos, y el menor de ellos tiene menos de 7 u 8 años (o si son todos muy pequeños), busques apoyo en momentos puntuales para poder dedicarte tiempo y cuidados.

Edemas en los tobillos (hinchazón), encías sangrantes… es poco comparado con la dicha de la maternidad, pero claro, suponen una molestia. Si no has visitado al odontólogo, no lo dejes para más adelante. Cuando te tumbes, hazlo con los pies en alto.

Recuerda la importancia de realizar ejercicio físico (30 minutos de caminar al día serán suficientes) y varias comidas al día, ingiriendo alimentos básicos como verduras, hortalizas, cereales integrales, legumbres, y proteínas de origen animal.


Categorías

Desarrollo, Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *