29ª semana de embarazo

mujer embarazada con un juguete

Estás ya en la semana 29 de embarazo, y tu bebé tiene 27 semanas de vida. El feto pesa más de un kilo (aproximadamente de 1.250 a 1.300 gramos) y quizás mida 37 o 38 centímetros. Destaca el completo desarrollo de los órganos de la visión, y es destacable que los ojos ya son sensibles a la luz, aunque este sentido no podrá experimentarlo hasta después del parto. En general el conjunto de los sentidos están desarrollados, lo cual tiene bastante relación con la maduración de la corteza cerebral.

Si ves a tu bebé en una ecografia te darás cuenta de que tiene la cabeza bastante grande, en comparación al abdomen, no es hasta la semana 35 que el desarrollo del bebé permite apreciar una mayor proporción en el pequeño cuerpo. Como sabes, los pulmones no acabarán de madurar hasta que haya nacido, pero ya tienen muchísima capacidad para intercambiar oxígeno. También os voy a explicar qué cambios suceden en el cuerpo de la madre, para empezar, puede que ya estés sintiendo las contracciones de Braxton Hicks, cuya misión es poner en forma al útero.

Si no has estado antes embarazada o no estás muy conectada con tu cuerpo, te contaré que son irregulares y molestas pero no tan dolorosas (ni de lejos lo son) como las contracciones de parto; no te preocupes si las experimentas, son como calambres abdominales.

dos manos haciendo un corazón

Semana 29 de embarazo.

Aun quedan varias semanas, pero ya estás en el tercer trimestre: tu cuerpo y tu mente se afanan en prepararse para el momento especial del primer encuentro con el bebé. Y que tu cuerpo se prepare también implica que engordes hasta medio kilo por cada semana que falta, pues los requerimientos a los que debes atender son muchos (el propio peso del bebé, la placenta, el líquido amniótico, etc.) Si estás alimentándote equilibradamente tampoco debes preocuparte tanto, aunque no olvides realizar ejercicio a diario.

Y claro está, tu barriga ha crecido muchísimo (y lo que falta), ¡fíjate que casi llega al tórax. Estar cansada y tener dolor de espalda o de piernas es de lo más normal, creo que por muy bien que se esté, lo raro sería no acusar tal aumento de peso. Además necesitarás orinar con más frecuencia, puede que ya tengas pies hinchados o que descubras alguna estría; siempre digo que el motivo lo vale, pero no dejes de preguntar a tu matrona si tienes cualquier duda o preocupación.

De 8 a 12 semanas te faltan para el parto, lo suficiente para conseguir llegar tranquila y relajada al mismo, que lo disfrutes; y nos vemos en la semana 30.


Categorías

Desarrollo, Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *