37ª semana de embarazo

37 semanas

Aunque el parto pueda asustarte, estás deseando que llegue el momento. El vientre se te hace muy pesado y conciliar el sueño por las noches es toda una aventura. De nuevo sentirás ganas de orinar con frecuencia porque el peso del bebé comprime la vejiga, lo bueno es que tu respiración va a mejorar debido a que al bajar el útero, los pulmones y el estómago se liberan de la presión que se les ejercía antes.

El líquido amniótico se ha acumulado en la zona inferior del útero, formando la famosa “bolsa de agua” que al romperse nos anuncia la llegada del bebé. Si tienes contracciones dolorosas y regulares (cada 5-10 minutos) y tu vientre está duro, sin duda, el parto ha comenzado. Si no son dolorosas y regulares será una falsa alarma.

En caso de que rompas aguas deberás acudir inmediatamente al hospital, porque el bebé ya no se encontrará protegido en su espacio estéril y podría ser afectado por alguna infección. Si no puedes sentir el movimiento del bebé, o se mueve muy poco, no dudes en acudir al hospital para que comprueben que todo va bien.

En cuanto a tu bebé, debería tener ya la posición adecuada para el parto, con la cabeza abajo, los brazos cruzados sobre el pecho y las piernas flexionadas. Su piel ahora es suave y el vérnix que la cubría ha desaparecido. Seguirá practicando la respiración, todos sus órganos ya se encuentran suficientemente maduros, excepto los pulmones. Tanto estos últimos como el cráneo, continuarán perfeccionándose después del nacimiento.

Peso y talla del bebé

Peso: 2 kg. 900 gr.

Talla: 48 cm.

Recuerda que la información que te damos en las semanas de embarazo se trata de forma general, pero cada embarazo y cada bebé se desarrollan a un ritmo diferente y posiblemente te encuentres con algunas pequeñas diferencias.

Más información – Dormir bien durante el embarazo ¡Es posible!

Fuente – Famille actuelle

Foto – Baby center


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *