Señales de advertencia que tu hijo/a adolescente no acepta su cuerpo

Se requiere motivación, disciplina y determinación para restringir la ingesta de alimentos, por lo que los adolescentes desarrollan reglas estrictas y, a menudo, las recompensas son externas (por ejemplo, elogios de otros). Si rompes una regla que te has fijado, te sientes débil y  no te gusta un fracaso… incluso pueden pensar que son codiciosos.

La codicia, la indulgencia y el egoísmo son malas palabras en la sociedad occidental y pueden llevar a la culpa. Una vez que se rompen las reglas, los adolescentes en riesgo tienden a salirse de los rieles y comen excesivamente los alimentos prohibidos. 

Esto puede llevar a rituales de comer de manera compulsiva y que les genere obesidad. Según la pirámide de Maslow, las personas deben satisfacer necesidades básicas como comer, dormir, agua, salud y seguridad antes de poder luchar por la autoestima y la autoactualización.

Las personas que hacen dieta se están privando de estas necesidades en un intento de auto-realización. Comprometen su salud, sus relaciones y sus metas y aspiraciones a medida que se preocupan por la comida, el ejercicio y el peso, convirtiéndose en prisioneros de sus propios hábitos. Terminan solos, agotados y sintiéndose como un fracaso, y odian sus cuerpos sin importar el tamaño que tengan, ya que la perfección es inalcanzable. Aquí es donde la depresión, la autolesión y el suicidio se convierten en posibilidades  entre los adolescentes.

Cuidado con estas señales de advertencia

  • Pérdida o ganancia de peso de manera fluctuante (bulimia, anorexia)
  • Mucho ejercicio
  • Evitar situaciones sociales
  • Pensamiento rígido de todo o nada
  • Aislamiento
  • Pasar demasiado tiempo en redes sociales
  • Poner excusas para no comer
  • Exigencias alimentarias
  • Ponerse a la defensiva cuando se le ofrece ayuda
  • Usar ropa que “disimula”
  • Síntomas de depresión, ansiedad o trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Si crees que tu hijo/a no acepta su cuerpo, es necesario buscar ayuda profesional para que sus pensamientos no se vuelvan obsesivos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.