Señales de depresión en los niños

Los niños al igual que los adultos, pueden tener depresión. A veces, los niños que aparentemente están normales o que no tienen ‘problemas importantes’ en su vida, pueden entrar en depresión. Puede ser el desequilibrio químico en su cerebro y esto puede generar una depresión clínica. Es necesario que todos los padres y madres estén atentos para reconocer las señales y descubrir si sus hijos están deprimidos o no. conseguirles ayuda y el tratamiento adecuado es crucial para su bienestar mental.

Señales de depresión en los niños

Un episodio depresivo mayor requieren conductas deprimidas que duran de forma consistente durante dos semanas o más. Si tu hijo se ha sentido deprimido, sin esperanza o con gran tristeza durante dos semanas o más, entonces es motivo para preocuparte e investigar qué ocurre exactamente.

Para saber si tu hijo/a tiene depresión, deberá tener por lo menos 5 de esto comportamientos presentes durante dos semanas o más. Si es así, será aconsejable que busques ayuda para que podáis superar juntos este problema. Las señales son:

  • Sentimientos de tristeza profunda o estado de ánimo deprimido que duran la mayor parte del día (durante dos semanas o más).  Los niños pueden parecer más irritables que tristes.
  • No tiene interés en realizar actividades durante la gran mayoría del tiempo.
  • Pérdida de peso significativa (sin dieta) o disminución del apetito. No sube de peso durante el crecimiento.
  • Dificultad para dormir.
  • Hay una lentitud o retraso significativo de su habla y acciones físicas.
  • Fatiga y pérdida de energía.
  • Sentimientos de inutilidad o culpabilidad excesiva todos los días.
  • Dificultad para pensar, tomar decisiones o concentrarse todos los días. Esto puede verse reflejado en sus calificaciones.
  • Preocupación por la muerte y la muerte o pensamientos suicidas.

Ten en cuenta que si tu hijo a tenido una pérdida de un ser querido es probable que esté pasando por las etapas de duelo y es normal en este caso que muestre señales de depresión. Pero si se queda atrapado en esta etapa entonces será necesario buscar la ayuda de un profesional psicológico. En cambio, si no están pasando por un duelo y presenta los síntomas anteriores, entonces necesitará ser diagnosticado por un profesional para saber si realmente está pasando por una depresión.

La ayuda profesional para niños con depresión

La depresión es un trastorno mental y no se debe minimizar lo que ocurre, sobre todo si existen pensamientos suicidas. Las emociones de tu hijo debes tomarlas en serio, ya que el suicidio es la segunda causa de muerte en niño y adultos en edades comprendidas entre 10 y 34 años. Si tu hijo tiene depresión será necesaria la ayuda profesional cuanto antes. Primero tendrás que llevarle al pediatra para que le haga una evaluación. Dependiendo de la gravedad de los síntomas, puede beneficiarse de medicamentos como los antidepresivos.

La mayoría de los profesionales no dispensan medicamentos como el primer remedio para la depresión. En cambio, la terapia es la primera línea de defensa contra la depresión, con la combinación de medicamentos con la terapia si la terapia no es suficiente o si los síntomas son lo suficientemente graves.

Pruebas qué le harán a tu hijo

Para saber si tu hijo tiene o no tiene depresión será necesario que los facultativos le hagan una serie de pruebas, porque solo de esta manera se podrá saber si realmente tiene este trastorno o si por el contrario, son fases normales de su desarrollo que debe pasar (aunque necesite estrategias de un psicólogo para poder afrontarlo).

Existen herramientas de evaluación que los profesionales pueden utilizar para ayudar a determinar adecuadamente si tu hijo está deprimido. Las tres herramientas utilizadas para evaluar la depresión en los niños son:

  • La Escala de Evaluación de la Depresión Infantil
  • Inventario de Depresión Infantil
  • Impresión Clínica Global

Llevar a tu hijo a un consejero profesional de salud mental, un psicólogo o un psiquiatra puede ayudar a garantizar que se realicen pruebas y evaluaciones adecuadas. Por eso, si crees que realmente tu hijo puede tener depresión no escatimes en medios porque su salud emocional es imprescindible para que tenga un buen desarrollo evolutivo. Necesita aprender las estrategias adecuadas para poder salir de ese estado que le atormenta y que le hace vivir la vida como un sufrimiento.

La terapia

En la actualidad existen muchos tipos de terapia que tu hijo puede realizar con el profesional, pero lo que realmente importa además de la terapia que realice en las sesiones, es que los padres y la familia también formen parte de su proceso de recuperación de la depresión. Un niño necesita el apoyo de su familia para darse cuenta de todas las personas que tiene a su alrededor que le quieren, le aman y quieren que esté bien en todos los aspectos.

Es necesario encontrar un profesional que tenga en cuenta la terapia junto con la familia y sobre todo, que esté especializado en la depresión infantil y en su tratamiento. Antes de decantarte por un profesional tendrás que investigar sobre las referencias que tiene y ver si es un buen profesional.

La terapia cognitiva conductual es uno de los principales métodos de terapia en el tratamiento de la depresión infantil. Para los niños más pequeños, la terapia de juego es útil en el tratamiento de la depresión infantil, ya que a menudo los niños pueden comunicarse mejor a través del juego que la conversación sola. Los niños más pequeños expresan sus emociones y sentimientos de forma diferente a los adultos puesto que tienen una capacidad menor en el lenguaje y en la expresión.

Una vez que los niños empiezan la terapia es necesario que los padres también formen parte de la misma, que estén al corriente de cómo y qué se trabaja con su hijo en cada sesión. Es importante la transparencia del profesional en cada una de sus actuaciones. Desconfía de aquellos profesionales que no te cuentan cómo trabajan con tus hijos o que no quieren que los padres estén implicados en la misma. Si bien es cierto que hay que respetar las etapas de la terapia, es importante seguir los pasos del profesional y las indicaciones que os den para poder trabajar las herramientas necesarias desde el hogar y mejorar así la salud mental de tu hijo.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Cuidados, Salud

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.