Sencillos pasos para esterilizar el biberón de tu bebé

biberon esterilizado

Cuando mi hijo era bebé estaba casi obsesionada con que los biberones que le daba estuvieran perfectamente limpios y libres de bacterias, y es que la leche se contamina muy rápido y si no están bien limpios los biberones puede causarle daños en el estómago del bebé. Por lo que si decides darle a tu bebé la leche materna o de fórmula en el biberón, tendrás que saber algunos pasos para que el esterilizar el biberón sea excelente y te asegures una alimentación adecuada.

Pero para poder lograrlo, tendrás que poner de tu parte y hacerlo de la manera correcta, así evitarás la acumulación de bacterias en el biberón y la posible contaminación del alimento a causa de una mala limpieza, algo que puede ser una terrible amenaza para la salud de tu bebé.

A continuación te dejo algunos pasos simples para esterilizarlo correctamente y que alimentes a tu hijo de la mejor forma.

biberones bebe

Lavar el biberón

Primero tendrás que lavar el biberón con agua y jabón para quitar los restos, puedes seguir los siguientes pasos:

  1. Coge todos los biberones con los que alimentas a tu bebé y separa todas las partes.
  2. Limpia todas las partes de cada biberón con un paño de algodón limpio.
  3. Prepara una solución jabonosa con agua y jabón líquido suave (para platos) pero evita el uso de detergente en polvo y otro tipo de productos químicos que puedan resultar dañinos.
  4. Lava todas las partes del biberón con la solución jabonosa incluyendo la tapa.
  5. Después enjuaga todas las partes del biberón con agua limpia.

Esterilizar el biberón

Después resulta fundamental que esterilices los biberones, puedes seguir los siguientes pasos:

  1. Llena una olla grande con agua y espera a que llegue al nivel de ebullición, después pon la llama a fuego lento y sumerge todas las partes del biberón (excepto las tetinas) dentro de la olla y cúbrela con la tapa.
  2. Deja que hierva de 5 a 10 minutos.
  3. Esteriliza las tetinas de los biberones por separado.
  4. Cuando haya pasado el tiempo deja que se sequen todas las partes del biberón de forma natural. Si tienes que secar el biberón rápido para utilizarlo, entonces asegúrate de hacerlo con un paño limpio.

¡Ahora ya podrás alimentar a tu bebé con unos biberones perfectamente esterilizados!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *